Actualidad

Jesús Muñoz consigue la primera repetición de ‘El Dorado’ 9a

Redacción
COMPARTE EN:
Chuchi en El Dorado
Chuchi en el dinámico final de 'El Dorado' 9a. Foto / Miguel Baeza

Jesús Muñoz, conocido popularmente como Chuchi, se ha apuntado la primera repetición de El Dorado 9a, en La Pedriza. Carlos Ruano realizó la primera ascensión en noviembre del año pasado, lanzando la segunda propuesta de noveno grado de la escuela madrileña. Una propuesta que Chuchi ha confirmado y que ha supuesto el primer 9a para el escalador de Salamanca.

Para los que no lo conozcan, Chuchi nació y vive en Salamanca, tiene 27 años, y a pesar de contar con el graduado de Biología y Farmacia, actualmente trabaja en lo que más le gusta: la escalada. Hace un año y medio abrió, junto a otros socios, la sala de escalada La Ola, en su ciudad natal.

Jesús Muñoz habla sobre El Dorado

Chuchi empezó a probar la vía junto a Carlos Ruano justo cuando éste la encadenó, aunque no se centró al completo en el proyecto: “Tenía más frentes abiertos y la he probado interrumpidamente, hasta que este mes me centré más en ella. Al vivir y trabajar en Salamanca, unido al hecho de que es una vía que come mucha piel, no podía probarla más de una vez por semana, o en contados casos, dos. Me ha costado los suficientes días como para no acordarme de cuánto he invertido en El Dorado, pero rondará entre los 15 y los 25 días”, nos explica Muñoz.

Chuchi en El Dorado
‘El Dorado’ es el primer 9a para el escalador de Salamanca. Foto / Miguel Baeza

El boulder es la especialidad de Jesús Muñoz y es más conocido entre la comunidad escaladora por sus encadenamientos en esta disciplina, sin embargo, con El Dorado encontró de nuevo la motivación con la cuerda: “Lo que me gusta es escalar, bien sea bloque o vía. Es cierto que estos últimos años me he centrado más en el bloque, pero mis inicios siempre han estado ligados a una cuerda. Ruano me dijo que le acompañara a un proyecto que estaba aún sin hacer y me gustó desde el primer día tanto como para decidir ensayarla. Saqué todos los pasos aisladamente en mi tercer día de ensayos, pero la final se ha alargado un poco ya que la verdadera dificultad es unirlo todo”.

“La dificultad reside en hacer un paso tras otro hasta llegar al dinámico fresco para tener opciones de encadenar”

El Dorado ha sido la primera vía de 9a que Chuchi se apunta en la libreta. En boulder ha escalado hasta 8B+/C y en deportiva había llegado al 8c hace cuatro años. Sobre el grado de El Dorado comenta: “Desde mi punto de vista tiene unos seis primeros movimientos que rondarán el 8B de bloque. Luego viene una sección atlética más sencilla que será 7c, hasta que se llega a un último paso que es un lanzamiento. Tan solo este movimiento final de forma aislada ya es 7C. El tema es que desde el primer movimiento hasta este último no hay ni un solo reposo, por lo que la dificultad reside en hacer un paso tras otro hasta llegar al dinámico fresco para tener opciones de encadenar. Creo que teniendo en cuenta la dificultad de unir todas esas secuencias podría considerarse como un 9a de vía”.

Tras este rotpunkt, nos preguntamos qué tendrá ahora Chuchi entre manos: “Me motivan otras vías duras como Esperanza, alguna de Cuenca y quizás algo que encuentre por mis tierras. Viviendo en Salamanca todo lo que es deportiva me pilla más a desmano que el bloque, así que mi próximo objetivo estará en Hoya Moros”.

https://www.instagram.com/p/BwK0Q_7Dr2W/

Redacción
CAMP