Inicio Competición Jakob Schubert y Janja Garnbret revolucionan Múnich

Jakob Schubert y Janja Garnbret revolucionan Múnich

Compartir
Podio masculino en IFSC Múnich 2019
Jakob Schubert gana en Múnich. Foto / Heiko Wilhelm

Múnich ha acogido la quinta prueba de la Copa del Mundo de Boulder 2019 de la International Federation of Sport Climbing (IFSC), los días 18 y 19 de mayo. Y como ya es habitual, ha sido un auténtico éxito, tanto a nivel competitivo como de público.

En pocas ciudades del mundo se vive una competición de escalada como en Múnich. Un dato… La fase clasificatoria ha contado con unos 3.000 espectadores en el Olympiapark, recinto donde se celebra el evento. Para otros deportes sería una cifra irrisoria pero para la escalada, y en una fase previa, la cifra es realmente positiva. Evidentemente, durante las semifinales y finales, en el recinto del parque olímpico alemán no ha cabido ni una aguja. Y es que Múnich es junto a Vail (Estados Unidos) -próxima prueba los días 8 y 9 de junio- la cita que más público moviliza.

Jakob Schubert da la sorpresa. Adam Ondra perdona

Este año la final de Múnich ha sido inédita. Ni un solo japonés entre los seis finalistas. Tiene una explicación. El grueso del equipo nipón no ha viajado hasta la ciudad alemana para la quinta prueba de la copa ya que se encuentra preparando el campeonato de escalada combinado de Japón. Aún así el joven Yoshiyuki Ogata ha pasado primero entre los 20 semifinalistas, aunque posteriormente no ha sido capaz de superar el exigente corte para entrar en la final.

El cuadro masculino de la final presagiaba emoción hasta el final. Cuatro clásicos como Adam Ondra, Jan Hojer, Jakob Schubert, Aleksey Rubtsov, y dos más jóvenes, Anze Peharc (una de las revelaciones de la temporada), y Jongwon Chon.

Jakob Schubert en Múnich
Jakob Schubert lucha en la final hasta el último problema y se lleva el oro. Foto / Piotr Drozdz

Ondra ha salido muy motivado después de fallar en la última prueba en Wujiang (China). Flash en el M1 y con la directa puesta para encadenar también al flash el M2 y M3. Parecía que tenía la victoria en el bolsillo. Por detrás suyo, Hojer y Rubtsov han vivido su particular lucha por el tercer puesto, mientras que Schubert le ha pisado los talones a Ondra, hasta que en el M4 ha dado el campanazo.

Un Schubert pletórico ha encadenado el último problema al tercer intento, con un Olympiapark entregado. El bloqueo final sobre una regleta de mano izquierda, para juntar manos en una regleta más o menos positiva y llegar al top, ha sido una de las imágenes de la competición. Toda la presión para Ondra.

El escalador checo tenía suficiente con dominar la zona en el M4, pero ha fallado en el método para resolver el problema. «Todo iba perfecto hasta casi el final. Las decisiones correctas son cruciales en competición y ayer me equivoqué en el último problema (por mis fuerzas y debilidades). Tenía que haber utilizado mis fuerzas e ir a por el método estático, pero aprendí de ello. Aún así, un día perfecto para conseguir la plata por detrás de Jakob Schubert», ha comentado Adam Ondra.

Jakob Schubert, actual campeón del mundo de escalada de dificultad, no ganaba una prueba de la Copa del Mundo de Boulder desde el año 2013. Con esta victoria se ha reivindicado una vez más, dejando bien clara su firme candidatura a la medalla en Tokio 2020.

Adam Ondra en Múnich
Adam Ondra, flash en M1. Foto / Björn Pohl

A falta de la prueba de Vail, la clasificación general masculina está abierta. Adam Ondra es primero con 284 puntos, Tomoa Narasaki segundo con 260, y Aleksey Rubtsov tercero con 214. Teniendo en cuenta la regularidad de Ondra y Narasaki durante la copa, todo apunta a que entre ellos dos estará el ganador de 2019. Vail decidirá.

Clasificación de la final masculina

1 Jakob Scubert (AUT)
2 Adam Ondra (CZE)
3 Jan Hojer (GER)
4 Aleksey Rubtsov (RUS)
5 Anze Peharc (SLO)
6 Jongwon Chon (KOR)

Janja Garnbret se lleva la quinta victoria consecutiva de la temporada

Ya no sabemos cómo definir lo que hace Janja Garnbret cuando se pone en modo competición. Su semblante cuando se planta de espaldas a cada uno de los cuatro problemas de una final transmite tranquilidad, seguridad y confianza en sí misma. Y una media sonrisa con la que parece decir: «Me lo estoy pasando en grande».

Con un estilo único, cercano a la gimnasia en algunos momentos, la eslovena ha vuelto a flotar en la final y se ha llevado la quinta victoria consecutiva en la copa. Garnbret tiene ya el título final asegurado.

Janja Garnbret en semifinales en Múnich
Janja Garnbret vuelve a pasearse en Múnich.
Foto / Björn Pohl

La final femenina ha tenido otras protagonistas destacadas. Fanny Gibert ha estado inspiradísima en Múnich, y a pesar de que Garnbret no le ha dado opciones para arrebatarle el oro, la francesa ha protagonizado una de sus mejores actuaciones en una final de copa del mundo. Un flash y tres tops al segundo intento le han valido la plata. Esta segunda plaza ha servido a Gibert para colocarse segunda en la general y en Vail se jugará la plata final junto a Akiyo Noguchi.

Con Gibert asegurando el segundo cajón del podio en Múnich, la lucha por la tercera posición femenina ha tenido una figura destacada: Mia Krampl. La eslovena ha llegado a la final con la rodilla izquierda lesionada, incluso con una ligera cojera. El inicio de la Krampl ha sido titubeante. Su cara era un poema. No lo estaba pasando bien. Pero todo ha cambiado en el segundo problema, el W2. Krampl ha conseguido un trabajado top y ya no ha perdonado hasta el W4. El público se ha rendido a sus pies.

Cabe destacar la presencia de tres escaladoras eslovenas en la final y de seis en la semifinal. El equipo de Eslovenia está realizando una de sus mejores temporadas, tanto en la categoría masculina como femenina, con Janja Garnbret liderando el grupo.

Clasificación de la final femenina

1 Janja Garnbret (SLO)
2 Fanny Gibert (FRA)
3 Mia Krampl (SLO)
4 Julia Chanourdie (FRA)
5 Ievgeniia Kazbekova (UKR)
6 Katja Kadic (SLO)