Inicio Actualidad Iker Pou firma la primera ascensión de ‘La Nave de los Locos’...

Iker Pou firma la primera ascensión de ‘La Nave de los Locos’ 9a

Compartir
Iker Pou escalando en Mallorca
Iker Pou en la primera ascensión de 'La Nave de los Locos' 9a. Foto / Neus Colom

Iker Pou ha conseguido la primera ascensión de La Nave de los Locos 9a, en Mallorca. La vía fue equipada en noviembre de 2019 por José Luis Palao «Primo» y con el rotpunkt de Iker y la propuesta de 9a se ha convertido en una de las vías más duras de la isla.

La Nave de los Locos surca una estética cueva durante 25 metros muy desplomados, de pura resistencia, salpicados de regletas, agujeros y chorreras. La vía cuenta con varias secciones de monodedos, un tipo de escalada que se adapta a la perfección al estilo del pequeño de los Pou.

Con esta ascensión Iker Pou suma ya 20 años instalado en el noveno grado. Se estrenó en el 9a con la clásica entre las clásicas, Action Directe, en Frankenjura (Alemania). La de Iker fue la tercera ascensión absoluta de la vía, el 7 de junio de 2000. Wolfgang Güllich le había pintado el primer punto rojo nueve años antes, el 14 de septiembre de 1991.

A partir de Action Directe nada ni nadie se interpuso en el camino de Iker hacia la máxima dificultad y sucesivamente fueron cayendo otras durísimas vías: Bain de Sang 9a, en 2003; Demencia Senil 9a+, en 2010; Nit de Bruixes 9a+ (o quizás 9b), en 2012, y tan solo repetida por Ramon Julián; Celedón 9a/+, en 2012; Big Men 9a+, en 2015, aún sin repeticiones; y Artaburu 9b/+?, en 2018.

Artaburu es la gran obra maestra de Iker Pou, la vía más dura de toda su trayectoria como escalador. Una línea muy física y explosiva, donde la fuerza de dedos es la clave del éxito. Existen pocos escaladores en el mundo con unas cualidades aptas para poder enfrentarse a una vía así, por lo que Artaburu va camino de convertirse en uno de los grandes retos a superar en la escalada deportiva por las generaciones futuras.