Inicio Actualidad Gorka Karapeto y Unai Mendia escalan en libre ‘Magic Mushroom’ (600m 7c+)

Gorka Karapeto y Unai Mendia escalan en libre ‘Magic Mushroom’ (600m 7c+)

Compartir
Gorka Karapeto escalando en la cara norte del Eiger
Gorka Karapeto en una de las verticales placas de 'Magic Mushroom'. Foto / Unai Mendia

Gorka Karapeto y Unai Mendia han realizado un viaje exprés a los Alpes suizos para escalar la cara norte del Eiger (3.970 metros). Con el tiempo justo y una previsión meteorológica poco esperanzadora, la cordada se decidió por Magic Mushroom (600m 7c+), una vía rápida y clásica de la pared.

Karapeto y Mendia ya conocían la norte del Eiger. Gorka había escalado junto a Ekaitz Maiz Deep Blue Sea (250m 7b+) años atrás y Unai había intentado en libre La Vida Es Silbar (900m 7c+).

En el ataque a Magic Mushroom, Gorka Karapeto ha conseguido la ascensión en libre mientras que Unai Mendia se ha quedado cerca. «La vía es muy buena. Cuanto más arriba mejor. El largo 18 es el más duro, un 7c+ de placa. Llegas allí cansado. En el primer intento a vista caí y pude encadenar al segundo. El resto de la vía salió a vista. Más allá de la liberación, lo importante es la escalada en sí misma y con quién la compartes», nos ha explicado Gorka.

Unai Mendia en la cara norte del Eiger
Unai Mendia en ‘Magic Mushroom’. Foto / Gorka Karapeto

Magic Mushroom, un poco de historia

Magic Mushroom fue abierta en 2007 por Roger Schaeli y Christoph Hainz. Stephan Siegrist y Ralf Weber realizaron la primera ascensión en libre en 2009, dándole una dificultad de hasta 7c+. Roger Schaeli fue el primero que la escaló en el día y en libre en 2011, acabando los deberes que había dejado pendientes al abrirla.

La vía sube directa por la mitad derecha de la pared del Eiger y se divide en 20 largos. Las máximas dificultades se concentran la parte superior, con varios largos de séptimo grado. A pesar de que el grado puede resultar asequible sobre el papel, el entorno alpino y el estilo en que se escala la vía, semiequipada con clavos y expansiones, aunque con alejes considerables, la convierten en un objetivo al alcance de muy pocos.

La primera ascensión femenina de la vía la firmó Sasha DiGiulian en agosto de 2015 y el año pasado Barbara Zangerl y Jacopo Larcher la repitieron en su preparación para escalar posteriormente Odyssee (1.400m 8a+) en la misma pared.

Unai Mendia y Gorka Karapeto
Unai Mendia y Gorka Karapeto, una cordada compenetrada en la norte del Eiger. Foto / Gorka Karapeto