Inicio Entrevistas Rebeca Pérez: “Las combinaciones en la Cueva de Alí Babá son infinitas”

Rebeca Pérez: “Las combinaciones en la Cueva de Alí Babá son infinitas”

Compartir
Rebeca Pérez escaladora
Rebeca Pérez en una prueba de la copa de España de boulder. Foto / Jordi Toirán

Rebeca Pérez tiene 19 años, vive en Zaragoza y estudia Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Hace unos días consiguió encadenar su primer 8c, Hulk Extension, en la Cueva de Alí Babá, en Rodellar. Su ascensión también supuso la primera femenina de la vía.

Rebeca es una de las pocas escaladoras españolas que ha conseguido llegar al 8c y dice que le queda “mucho más por dar”. A pesar de haber llegado con relativa rapidez a este grado, la aragonesa no se prodiga mucho en roca y hasta hace poco la conocíamos mejor por sus participaciones en las competiciones nacionales.

En su libreta no encontraremos una gran cantidad de vías. Ella prefiere probar rutas en su límite, antes que acumular metros y escaladas a vista o en pocos pegues. Aún así, ha tachado clásicas como Familia Manson 8a+, en Rodellar, El Quijote del Montañismo 8a, en Alquézar, o la versión corta de Hulk Extension, Hulk 8b+, también en la Cueva de Alí Babá.

Buscando el límite. Entrevista a Rebeca Pérez

Con Hulk Extension, Pérez ha saltado a una nueva dimensión de la dificultad, donde un día también llegaron escaladoras como Josune Bereziartu, Eva López, Daila Ojeda, Andrea Cartas, Irati Anda, Raquel Hernández, Mar Álvarez o Helena Alemán.

Conversamos brevemente con Rebeca Pérez para que nos cuente algo más sobre su relación con Rodellar, la Cueva de Alí Babá y futuros proyectos.

En algún momento de mi vida me gustaría hacer 9a

¿Cuánto tiempo le has dedicado a la vía?

Hulk me costó ocho días en total y la extensión algo menos, seis días en serio, repartidos ens tres fines de semana. El año pasado después de hacer Hulk 8b+ me subí a probar el bloque de la extensión, pero no pude sacar el método. Antes de que se rompiera algo era bastante morfológico en mi opinión, la gente llegaba al canto salvador con la mitad de pasos que yo. Me olvidé de ella. Este año, al enterarme de que el bloque cambiaba después de que Dani Andrada tirara una laja dudosa arriba, volví a probarlo y saqué el método. Y entonces me motivé con ella.

Rebeca Pérez en Cerdeña
Rebeca Pérez escalando en Cala Luna, en la isla de Cerdeña. Foto / Col. Rebeca Pérez

¿Has entrenado algo específico para alcanzar esta dificultad?

No he entrenado nada específico, aunque sí que me puse en serio a hacer campus y algo de MoonBoard cuando decidí darle, a principios de junio. En primavera me pasé de slabs y había que empezar a hacer fuerza.

¿Qué tienen las vías de la Cueva de Alí Babá que no tengan los grandes desplomes de Rodellar?

Son muy diferentes, desde luego. La Cueva de Alí Babá está llena de trucos y rodillas, algo que a mí me encanta. Cambia mucho el tipo de escalada. Yo veo la cueva como vías de secciones duras separadas por rodillas y reposos medianamente buenos, y a las bóvedas las veo más de continuidad, de ir tirando y aguantando como puedas con la petada. Digamos que la cueva es más de resistencia corta y fuerza, y la bóveda más de continuidad. Elegí esta vía porqué está a 2 metros de altura y los parabolts están a 1 metro de distancia. A mí me explota la cabeza con los alejes de Rodellar a 30 metros del suelo. El miedo todavía no está superado, jaja!

¿Cómo es Hulk Extension?

La definiría como una vía de secciones: primero tienes Hulk 8b+, que es lo más duro. Pasado eso tienes un par de reposos buenos para afrontar la extensión, una sección física de resistencia con una rodilla precaria al final, que te deja respirar para atacar el último bloque. Ahora, con la rotura de la laja se añade otro bloquecito al final, después de otro reposo bueno, que no es muy duro pero si no vas concentrado te puedes caer por la carga que llevas. La diferencia con Hulk es la resistencia que le añade, al final la ruta se convierte en el doble de larga.

Dices que nunca habías apretado tanto en una vía. ¿Crees que has llegado a tu límite?

Creo que he apretado como nunca porque siempre me rendía antes. Nunca he sabido gestionar realmente la sobrecarga de brazos, ahora me doy cuenta. Cuando parece que te vas a caer, aún te queda mucho más que dar. Estoy segura de que todavía puedo dar más y que no he llegado a mi límite ni mucho menos. Y eso es lo que voy a buscar. Me motiva bastante más probar cosas duras que escalar muchas vías, porque quiero encontrar dónde está ese límite… En algún momento de mi vida me gustaría hacer 9a.

¿Tienes algún proyecto a corto plazo ahora?

No tengo proyectos inmediatos serios. En un mes me voy a hacer un viaje largo y no quiero irme con nada pendiente. Sí que estoy probando Proa+Hulk 8c, ahora que tengo la resistencia, pero sin obnubilarme en ella como me suele pasar con los proyectos. Todos pensarán que estoy obsesionada con Hulk pero, las combinaciones en la cueva son infinitas. ¡Nunca terminan! Si ni Dani Andrada ha podido terminar con ella, imagina el resto de los mortales… Hasta que me vaya de viaje prefiero descansar de los proyectos e ir haciendo alguna vía más sencilla, e incluso castLigar un poco la cabeza probando algo a vista.