Inicio Actualidad La empresa de escalada Pusher renace y vuelve a la carga

La empresa de escalada Pusher renace y vuelve a la carga

Compartir
Pusher logo empresa escalada
Pusher vuelve al mercado Foto / Col. Pusher

La empresa Pusher ha anunciado que vuelve al mercado tras varios años de inactividad. Lo hará de la mano de Jared Roth, un conocido escalador de la escena norteamericana. Pusher formó parte del grupo Cordless, junto a Revolution, disuelto a finales de 2014.

Pusher, pioneros y visionarios del boulder

El grupo Cordless se fundó alrededor del año 1995. En aquella época el boulder era una modalidad de escalada minoritaria y no existía ningún tipo de material específico para su práctica. Tan solo hace falta ver la película de culto The Real Thing. Nada de colchonetas, unos porteadores atentos y poco más.

Cordless no fue la primera empresa que comercializó colchonetas. Ya en 1992, Kinnaloa Designs, propiedad de Bruce Pottenger, y en colaboración con John Sherman, lanzó el Sketchpad. Sin embargo, fue Cordless, a través de su marca Pusher, quien realmente creyó qué podía llegar a ser el boulder, y en qué se podía convertir, cuando el resto de la industria lo ignoraba. Pusher lanzó el crashpad The Spot en 1995 y abrió así una nueva línea de negocio.

Gama de crashpads Revolution y Pusher
Calidad y diseños innovadores Foto / Col. Pusher

Pusher creció rápido y su propietario, Clark Shelk, incluso llegó a fundar un “supergrupo” uniendo fuerzas con S7 (actualmente Moon Climbing). Pero las cosas no fueron bien y errores de inversión y gestión llevaron a Pusher a la bancarrota, hasta que desapareció en 2004.

De sus cenizas nació Revolution, que destacó por el carácter innovador y descarado de sus productos. Se liquidaron las facturas pendientes, y en 2010… boom! Renació Pusher con una fortísima gama de presas de escalada y crashpads. Pero quizás era demasiado tarde…

El boulder pisaba fuerte y las marcas de escalada más poderosas no dejabana de copiar e imitar sus diseños. La competencia cada vez era más feroz. Pusher no podía competir produciendo en Estados Unidos y no quería bajar la calidad de su catálogo llevando la producción a otros países. Cuestión de principios. En 2014 el grupo Cordless bajó la persiana definitivamente.

Jared Roth se enfrenta ahora a un nuevo reto. Pusher vuelve a la carga. A la tercera va la vencida dicen.