Inicio Actualidad Dani Andrada abre y encadena ‘Ocho Veranos con Bruna’ (150m 8a)

Dani Andrada abre y encadena ‘Ocho Veranos con Bruna’ (150m 8a)

Compartir
Dani Andrada abriendo 'Ocho Veranos con Bruna'
Dani Andrada durante la apertura de 'Ocho Veranos con Bruna'. Foto / David López Campe

Como ya es habitual, Dani Andrada está pasando gran parte del verano escalando y equipando en las escuelas de escalada del norte de España. En los últimos años se ha centrado principalmente en la zona del Desfiladero de la Hermida, en Cantabria, donde el año pasado consiguió, por ejemplo, la primera ascensión de Sueños Locos 9a.

Su gran proyecto del verano en La Hermida ha sido Ocho Veranos con Bruna, una vía de 150 metros sobre columnas, con dos largos de 8a, que ha abierto y donde ha firmado la primera ascensión.

Las imágenes que David López Campe ha tomado de la pared nos dan una ligera idea de lo impresionante que es la vía y la pared donde se encuentra. Hablamos con Dani Andrada para que nos explique cómo ha sido el proceso de la apertura y el posterior encadenamiento.

Apertura desde abajo 

Antes de viajar a Estados Unidos para trabajar como equipador en el Psicobloc Master Series, Dani abrió en solitario los dos primeros largos de Ocho Veranos con Bruna, quedando pendiente la segunda mitad de la vía. Andrada conoció la pared por comentarios y a través de fotografías que le habían enseñado los escaladores locales. Hasta ahora tan solo había una vía sin acabar de un escalador vasco.

“Se trata de una pared donde el 90 por ciento son columnas. Es algo muy loco. Lo que más me sorprendió cuando empecé a abrir es que la roca es muy dura, no se rompe casi nada. Hay que limpiar en algunos sitios, pero no mucho. Es raro encontrar muros de este estilo con tanta altura. Se parece a zonas como La Ramirole, en Francia, o la Garganta de Gorropu, en Cerdeña. Es uno de los muros más guapos que he visto”, explica Dani Andrada.

A noche llegamos extasiados a las 12 de la noche después de ascender y encadenar "8 veranos con Bruna" L1 8a /L2 7c+/8a /L3 7c /L4 8a en el Desfiladero la hermida con el sello de @dani_andrada_climb. Ha sido una semana de duro trabajo en la pared abriendo caminos en todos los aspectos… La apertura y encadenamiento ha sido al estilo más salvaje que conozco hasta el momento. A los futuros repetidores les aconsejaría no infravaloréis el nivel de la vía y el tiempo en la la pared…(nivel obligado). Me gustaría agradecer a todos la pasión y el esfuerzo que habéis puesto por contribuir en la escalada. En especial a Josito, @andoni_perez_blomu @dani_andrada_climb e Isa y Fabi x las esperas eternas… #climbing #climb #climbing_photos_of_instagram #canon #canonespaña #desfiladerodelahermida #cantabria #asturias

A post shared by David Lopez Campe (@davidlopezcampe) on

El escalador madrileño ha abierto toda la vía desde abajo. “Los dos primeros largos los abrí en solitario, desde abajo, utilizando uñas y técnicas de artificial. El tercer largo lo abrí sin caídas y sin utilizar uñas, asegurado por Andoni Pérez. Fui de punto en punto, escalando en libre, reposando con empotres de rodilla y buscando el recorrido. No se rompió nada. Había equipado pocas veces con este estilo tan puro. Normalmente rompes presas y tienes que limpiar más la roca”, remarca Dani.

Primera ascensión de Ocho Veranos con Bruna (150m 8a) para Dani Andrada

Una vez abierta la vía había que ir a por el rotpunkt. “Encadené la vía en el día. Primero subí al último largo, Campe quería grabar allí. Hice esa tirada encadenando al primer intento, no lo había probado antes. Después bajé y escalé los otros tres largos. Los dos primeros los hice del tirón, quedando un 8b. No paré en la reunión porque no hay repisa. Si se hace la reunión queda un 8a y un 7c+/8a después. Encadené el tercer largo de 7c y decidí escalar de nuevo el último largo. Entonces se me rompió un pequeño pulgar en el movimiento final y caí. La vía está encadenada aunque lo he hecho en un estilo diferente”, aclara Andrada.

Con la primera ascensión de Ocho Veranos con Bruna en la libreta, Dani explica que ha quedado una vía de cuatro largos de unos 150 metros: L1 8a (35m), L2 7c+/8a (32m), L3 7c (40m), L4 8a (40m). “Es una de las mejores vías que he abierto en mi vida”, sentencia Andrada.

Respecto al nombre, “la vía está dedicada a la hija de Mariona Martí. Llevo ocho años con ellas y es como mi hija”, descubre Dani.

El potencial en esta parte del Desfiladero de la Hermida es todavía muy grande. Así lo ve Dani Andrada: “Calculo que saldrán entre 60 y 80 vías entre deportiva y vías de varios largos. Queda pendiente una vía para salir por arriba y también se han equipado un 7c+ y un 8a+ a la derecha, y un 6a y 7a a la izquierda del todo.