Inicio Actualidad Christof Rauch repite ‘The Story of Two Worlds low start’ 8C+

Christof Rauch repite ‘The Story of Two Worlds low start’ 8C+

Compartir
Christof Rauch Cresciano
Christof Rauch en el famoso problema de Cresciano Foto / Damian Largeron

Christof Rauch ha realizado la primera repetición del problema de boulder ‘The Story of Two Worlds low start’ 8C+. Esta es la versión desde el punto más bajo del mítico bloque de Cresciano, que Dai Koyamada resolvió por primera vez en marzo de 2012.

La versión más dura del problema original abierto por Dave Graham en enero de 2005, y graduado en 8C, no era el objetivo inicial de Rauch. El escalador austríaco compartió sesiones probando los 21 movimientos de ‘The Story of Two Worlds’ con Pawel Jelonek y la motivación conjunta les llevó a encadenar el bloque el mismo día.

Aún con fuerzas, después del encadenamiento, Rauch decidió mirarse la entrada desde más abajo, que le da un plus al bloque y que sólo había resuelto hasta ahora Koyamada. Casi sin darse cuenta, Rauch volvía a salir por arriba y se apuntaba la segunda ascensión.

Este no es el primer problema destacable del austríaco. En su nómina ya contaba con joyas como: ‘The Never Ending Story’ 8B+ (Magic Wood), ‘Insanity of Grandeur’ 8B+/C (Chironico), ‘Bügeleisen’ 8B+ (Maltatal) o ‘New Baseline’ 8B+ (Magic Wood).

A dream became reality! Today I was able to climb the @dave_graham_ masterpiece "The story of 2 worlds" (8C). Afterwards I checked out the moves of @dai_koyamada 's low start. Since I was already pretty tired I pulled on with no big expectations. Sometimes it seems like this is the key to success. After a hell of a fight I stood on top of this amazing boulder and nabbed the second ascent. Congrats to @pawel.rambo.jelonek who made an impressive ascent of "The story" and thanks to the awesome crew who made this session possible! 📷 by @florianschmalzl . . . @scarpaspa @moonclimbing #Swiss #Switzerland #Schweiz #Austria #Österreich #Tirol #Cresciano #Zillertal #dream #rock #boulder #klettern #climbing #mountains #Tessin #Ticino #scarpaspa #scarpaclimb #scarpa #moonclimbing #iloooveit #doyouboulder #climbing_lovers #escalade #climbing_pictures_of_instagram #climbing_worldwide #climbing_is_my_passion #climbinginspiration #extremebouldering

A post shared by Christof Rauch (@christof_rauch) on

La historia de dos mundos

Dave Graham en 'The Story of Two Worlds'
Dave Graham, primera ascensión en The Story of Two Worlds’ Foto / Col. Dave Graham

‘The Story of Two Worlds’, toda una declaración de intenciones. Con el nombre de este problema, una extensión de ‘The Dagger’ 8B+, de Toni Lamprecht, Dave Graham quiso hacer alusión a la sobrecotación de algunos problemas de boulder en esa época. Los escaladores más fuertes buscaban líneas que superaran el 8B+ y en esa ansia por establecer una nueva dificultad se inflaron algunos problemas. Al menos esa era la opinión de Graham, quien sin ánimo de crear polémica, lo único que deseaba era escalar realmente 8C de boulder.

Graham realizó la primera ascensión en 2005 y lo propuso como 8C sólido. Nadie dudó sobre su propuesta y prueba de la dureza del bloque es que no se repitió hasta cinco años después. Con el tiempo, el problema de Cresciano se ha convertido en un estándar y marca la referencia en el grado.

Dai Koyamada, un paso más allá

Dai Koyamada era, sin duda, uno de los candidatos para llevarse la primera repetición de ‘The Story of Two Worlds’ 8C. Y así fue. El japonés lo consiguió en la primavera de 2010, aunque su encadenamiento tuvo un sabor amargo. A posteriori Koyamada supo que no había utilizado los mismos cantos de salida que Graham. La ascensión no era válida…

Como si de resolver una cuestión de honor se tratase, Dai Koyamada volvió al bosque suizo para aclarar el asunto, en marzo de 2012. Y vaya si lo hizo. El japonés, haciendo gala de su fuerza y espíritu zen, no sólo repitió ‘The Story of Two Worlds’ sino que le añadió una entrada más baja, considerada más natural y lógica. Esa versión, la low start, le dió un plus más al problema, resultando un 8C+. Un grado que en boulder, seis años después, solo han alcanzado un puñado de escaladores en todo el mundo.