Chris Sharma y ‘Es Pontàs’, máxima dificultad sobre el mar

Compartir

Chris Sharma encadenó Es Pontàs el 26 de septiembre de 2006, en la isla de Mallorca. Fue su primer gran proyecto de psicobloc. Sharma invirtió cuatro viajes a la isla antes de poder encadenar todos los movimientos, entre los que se encuentra un espectacular dinámico a más de 10 metros sobre el mar mediterráneo.

Es Pontàs recorre un imponente arco de nombre homónimo que se encuentra en la costa este de la isla balear. Es una vía realmente desplomada e imponente. Cuando Sharma la encadenó comentó: “Desde que empecé a hacer psicobloc quise encontrar algo que estuviera en mi límite, que fuera un proyecto serio. Deseaba encontrar algo comparable a Biographie, llevándolo al máximo nivel posible”.

Pocos escaladores han tenido, o tienen, la visión del escalador californiano. Ese sexto sentido que le lleva a imaginar sobre un paño de roca grandes vías de escalada, de movimientos salvajes y estéticos. Es Pontàs es un claro ejemplo…

Chris Sharma 'Es Pontàs'
Fotomontaje con Chris Sharma volando en el famoso dinámico de ‘Es Pontàs’. Foto / Col. Chris Sharma

Es Pontàs, king line rotunda

Sharma probó el movimiento que ha hecho famosa a Es Pontàs, un dinámico de casi 2,15 metros de longitud a más de 10 metros sobre el agua, alrededor de 50 veces. El dato es destacable en muchos sentidos, pero sobre todo hay que tener en cuenta que en una vía de psicobloc, cuando caes hay que volver a empezar desde el principio. No hay chapas ni parabolts para colgarse y probar el crux una y otra vez, por lo que el factor psicológico es clave para cerrar el proyecto con éxito.

Siguiendo su habitual línea en aquella época, Chris Sharma no graduó Es Pontàs. Las especulaciones respecto al grado del arco fueron muchas, pero teniendo en cuenta que el mismo escalador se había encargado de establecer en 2001 el primer 9a+ de la historia de la escalada con Biographie, y el tiempo que invirtió en la vía, el noveno grado estaba asegurado.

Sobre la dificultad, Sharma aclaró que “Es Pontàs es difícil hasta el metro 17 de la vía” y en total no alcanza los 20.

Jernej Kruder, primera y única repetición 10 años después

Es Pontàs se considera el gran icono del psicobloc y conseguir la primera repetición se convirtió en el objetivo de muchos escaladores. Toni Lamprecht, un habitual del psicobloc en Mallorca durante la primera década del siglo XXI , intentó la vía seriamente en 2009, cuando realizó más de un viaje a la isla para probarla. Lamprecht la tuvo cerca pero se le escapó.

Tuvieron que pasar 10 años desde la ascensión de Sharma hasta que llegaron a Mallorca Jernej Kruder y Jan Hojer. Los dos escaladores se pasaron un mes probando la vía. Se convirtió en una obsesión para ellos. Después de muchos intentos y muchas caídas sobre el mar, el día 1 de noviembre de 2016 Jernej Kruder se hizo con la segunda ascensión de Es Pontàs. Curiosamente, en su primer intento al flash un mes antes, casi se había quedado del dinámico.

En cuanto al grado, el escalador esloveno comentó que podría acercarse al 9b. La historia continúa…