Inicio Reportajes CaldersRebolt, un proyecto para reequipar Calders

CaldersRebolt, un proyecto para reequipar Calders

Compartir
Calders escuela de escalada
Calders es una de las escuelas de escalada deportiva más populares en los alrededores de Barcelona. Foto / Col. CaldersRebolt

Calders es una de las escuelas de escalada deportiva más populares en los alrededores de Barcelona. Localizada a 1 hora de la ciudad condal, durante las tardes de verano o mañanas de invierno, decenas de escaladores se ponen a prueba en las atrevidas líneas que los equipadores propusieron alrededor de 12 años atrás.

Lamentablemente, debido a una roca generalmente blanda y al tipo de anclaje mecánico utilizado, actualmente la zona presenta un deterioro importante, hasta el punto de suponer un peligro real para los escaladores. En el sector principal, por ejemplo, la gran mayoría de los 80 itinerarios que lo componen, presentan parabolts con filtraciones, comidos por el óxido, mal expandidos, o bien con parte del vástago expuesto.

Los locales presentan un proyecto para reequipar Calders

De la mano de escaladores locales se han empezado a reequipar itinerarios con anclajes químicos inoxidables de 16 cm como Els Xais 6b+, De la Terra 7b o Aromes de Calders 7c+. Aun así, solo el coste material para la renovación de los más de 80 itinerarios existentes en el sector es demasiado elevado y difícil de asumir por unos pocos.

«Un seguro químico inoxidable largo, cuesta alrededor de 8€. Una reunión inoxidable, alrededor de 30€. Y el cartucho de resina epoxy necesario para su aplicación, unos 20€. Teniendo en cuenta una media de siete seguros por itinerario, resulta un coste de unos 100€ por itinerario. Multiplicando este valor por los 80 itinerarios del sector obtenemos una aproximación de lo que supone rehabilitar el sector”, comenta Marc Giol, uno de los responsables del proyecto para recuperar Calders.

Bote solidario CaldersRebolt
Bote solidario para el proyecto CaldersRebolt. Foto / Marc Giol

La campaña de reequipación colectiva CaldersRebolt surge por este motivo. La iniciativa que pretende recuperar la zona de Calders, contando con la colaboración del colectivo escalador, entidades y empresas, para que así, las generaciones presentes y futuras puedan seguir escalando allí.

Los impulsores del proyecto han lanzado una campaña de recogida de fondos a través de un portal de micromecenazgo desde el que realizar aportaciones.

Paralelamente, también se han instalado botes solidarios para la recogida de fondos en los rocódromos El Pati Vertical (Manresa) y Gravetat Zero (Terrassa).