Inicio Competición Adam Ondra habla sobre su penalización en Hachioji

Adam Ondra habla sobre su penalización en Hachioji

Adam Ondra en una competición
Adam Ondra acudirá a la prueba de Toulouse para conseguir su billete a Tokio 2020. Foto / Lukas Biba

La penalización sobre Adam Ondra por pisar una chapa en la vía de dificultad de la fase clasificatoria del Campeonato del Mundo de Escalada de Hachioji en la modalidad combinada y la imposibilidad para el checo de estar en la final y poder obtener así una plaza para Tokio 2020 ha generado un gran debate.

Ante este imprevisto, Ondra tendrá que cambiar sus planes de entrenamiento más inmediatos. Además, para poder entrar en el ranking de la IFSC que permite a los 20 mejores estar presentes en Toulouse, la próxima cita que otorga plazas para estar en los juegos de 2020, deberá participar en una de las pruebas de velocidad que restan de la Copa del Mundo este año. Seguramente será en Xiamen (China), entre el 18 y 20 de octubre. Esto es así porque el reglamento de la IFSC establece que para poder entrar en el ranking combinado, y optar competir en la prueba de Toulouse, todos los atletas deben haber participado como mínimo en dos pruebas de cada disciplina durante 2019.

Adam Ondra habla sobre la penalización

Los compañeros del medio digital de escalada LACRUX magazine han podido hablar con Adam Ondra, quien les ha explicado sus impresiones sobre lo sucedido.

«Tendré que cambiar mis planes de entrenamiento para los próximos meses»

«¿Qué más puedo decir? Sin duda, siento una gran decepción. El pase para los Juegos Olímpicos era la prioridad número uno en este campeonato y a pesar de haber conseguido otro gran logro, el título de campeón en dificultad, éste ha tenido un sabor amargo después de todo lo que ha pasado. Seguro que tendré otra buena oportunidad para clasificarme para los juegos en la próxima competición preolímpica, que tendrá lugar en Toulouse a finales de este año.

Desafortunadamente, tendré que cambiar mis planes de entrenamiento para los próximos meses. Entre octubre y noviembre planeaba enfocarme en la disciplina que peor se me da, la velocidad, pero en lugar de eso, tendré que prepararme para asegurar la clasificación para Tokio 2020 en Toulouse.

La fase clasificatoria combinada fue mentalmente muy dura, no solo para mí sino para todos los demás también. En mi disciplina más débil, la velocidad, no me fue nada bien. En los dos intentos tuve errores, aunque acabar en la posición 17 o 20 en velocidad tampoco hubiera influido mucho en el resultado final.

«Sabía que si quedaba tercero me aseguraba una plaza para la final combinada»

El boulder, quizás la disciplina más importante, fue una prueba difícil para mí. La mayoría de los rivales eran muy fuertes en esta modalidad. Y en el boulder puede pasar cualquier cosa. Vimos como Alex Megos ganaba y sin embargo durante toda la temporada no había tenido buenos resultados en la copa. Por otra parte, por ejemplo, Tomoa Narasaki se salvó a sí mismo en el último problema con el crono al límite. Conseguí tres tops de cuatro, quedando en sexta posición. Esto me dejaba en buen lugar para pasar a la última disciplina, mi preferida, la dificultad.

Adam Ondra penalizado en Hachioji 2019
Momento en el que Adam Ondra toca la tercera chapa de la vía de la final combinada.

Sabía que si quedaba tercero me aseguraba una plaza para la final combinada. Me sentí físicamente bien mientras escalaba y a pesar de estar un poco nervioso, conseguí ir hacia arriba cómodamente. Al final, cuando solo quedaban unas pocas presas para el top, mi pie resbaló y caí. Estaba confuso porque pensé que no sería suficiente para quedar tercero.

«Desde mi punto de vista, era bastante cuestionable si me había apoyado sobre la chapa o no»

Al bajar me dijeron que era tercero y que podía entrar en la final combinada. Desgraciadamente, unos minutos más tarde, hubo una reclamación contra mí porque había pisado una chapa. Se discutió largamente sobre el tema, con varias reclamaciones y recursos contra éstas. El resultado final fue una penalización y solo me dieron 10 puntos (de acuerdo con la última presa que había dominado antes de pisar la chapa). Eso significó quedar relegado a la posición 18 y no poder pasar a la final.

Desde mi punto de vista, era bastante cuestionable si me había apoyado sobre la chapa o no. Vi vídeos desde diferentes ángulos y no soy capaz de afirmar si pisé la chapa o no. Evidentemente, no es fácil para un árbitro tomar esta decisión en unos minutos y no me lo tomo como algo personal. Se tomó esa decisión e implica que tendré que ir a la próxima competición que otorga plazas para Tokio 2020. Esto afectará a mi preparación para los Juegos Olímpicos, pero espero que no lo haga al hecho de poder estar en Tokio o no».