Actualidad

Solenne Piret encadena ‘Onde de Choc’ 7B

Redacción
COMPARTE EN:
Solenne Piret escalando en Fontainebleau
Solenne Piret saliendo por arriba en 'Onde de Choc' 7B, en Fontainebleau. Foto / Arthur Delicque

Solenne Piret tiene 28 años y nació sin mano derecha. A pesar de ello empezó a escalar de muy pequeña, ya que quería emular a su hermana y hermano mayor. Salía a escalar todos los domingos con su familia, pero al cabo de un tiempo abandonó esta afición. En 2017 se reenganchó a la escalada, motivada por unos amigos que le hablaron de un rocódromo en París. ¡Y ya no paró!

En 2018 y 2019 Piret se proclamó campeona del mundo de paraescalada en la categoría AU-2 (amputados de un brazo), consolidando así su carrera como escaladora. Su último hito ha sido el encadenamiento de Onde de Choc 7B, en Fontainebleau. Este problema se considera uno de los mejores en su dificultad en el bosque galo, localizado en el sector Gorges d’Apremont.

La francesa empezó a probar Onde de Choc en 2018, cuando su máxima dificultad encadenada en bloque era de 6C. Era consciente de que salir por arriba no iba a ser fácil y empezó a entrenar a conciencia. Incluso decidió irse a vivir cerca del bosque para tener el proyecto más cerca. Antes de tachar Onde de Choc realizó múltiples circuitos en Bleau y también encadenó su primer 7A+ en La Capelle.

Dirigida por su entrenador, Guillaume Levernier, Piret fue mejorando su técnica, repertorio de movimientos, fuerza, etc, y a mediados de enero llegó el esperado día en que Solenne Piret encadenó Onde de Choc.

“El día anterior a encadenar Onde de Choc caí muy cerca del final. Estaba muy nerviosa. Las condiciones eran perfectas y habían muchos pads abajo, era como escalar en mi rocódromo, en Arkose. No tenía más excusas. […] En realidad el final tampoco es tan difícil, pero no tengo me faltaba la envergadura necesaria para llegar al canto final, así que tenía que mover mis pies otra vez desde un plano derecho muy malo. Creía que no estaba preparada. Hice un mal intento y entonces Guillaume Levernier me dijo: “Quiero que luches en el próximo intento. Es como una canción: te sabes la melodía, te sabes la letra, simplemente canta”. Y eso es lo que hice”, comentó Solenne tras encadenar Onde de Choc.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Wogü (@woguclimbing)

Redacción
CAMP