Inicio Actualidad Sindre Saether encadena ‘Chilam Balam’ 9a+/b

Sindre Saether encadena ‘Chilam Balam’ 9a+/b

Compartir
Sindre Saehter en Chilam Balam
Sindre Saehter en 'Chilam Balam' en 2019. Foto / Cortesía de Henning Wang

Sindre Saether ha encadenado Chilam Balam 9a+/b en Villanueva del Rosario (Málaga). El rotpunkt del escalador noruego supone la sexta ascensión absoluta de la vía malagueña equipada por Bernabé Fernández a finales de los 90 del pasado siglo y con primera del mismo en 2003. Un auténtico maratón de continuidad de casi trescientos movimientos en 82 metros.

Sindre Saether, Chilam Balam desde el anonimato

Sindre Saether no se prodiga en los medios de comunicación especializados en escalada a pesar de sus destacados logros. Tampoco cuenta con perfiles en las redes sociales y su número de teléfono no está disponible prácticamente nunca. Pero queríamos conocer más detalles sobre él… Hemos contactado con uno de sus compañeros habituales de escalada, el también noruego Henning Wang, quien amablemente nos ha dado información sobre el rotpunkt de Sindre en Chilam Balam.

¿Quién es Sindre Saether?

Sindre es ingeniero, aunque trabaja como especialista en trabajos verticales para el sector del petróleo en Noruega. Tiene 34 y vive en Romsdalen (Noruega). En su país es conocido por sus ascensiones en big wall. Ha escalado en libre muchas vías duras de artificial en Trollveggen, la mayoría sin repetición, así como Tsumami A4 (8a+ en libre), en Kjerag. También otras a lo largo de Noruega y del mundo. No cuenta con perfiles en las redes sociales así que la gente en general sabe poco sobre él. Durante estos últimos años también ha escalado vías duras de deportiva antes que Chilam Balam, como La Novena Enmienda 9a, en Santa Linya, en 2016.

¿Cuánto tiempo ha invertido Sindre en la vía?

En total han sido 85 días de escalada a lo largo de tres años en Chilam Balam, ya sea trabajando partes independientes, conexiones entre varias secciones o intentos completos. Había llegado a la última chapa de la vía hasta 15 veces antes de encadenar y la primera parte de 8c+ la escaló hasta 35 veces.

Ha estado allí principalmente entre noviembre y febrero, con frío, el muro mojado y condiciones húmedas. En 2018 solo probó la vía desde el suelo 5 días ya que la línea estaba más o menos siempre mojada, a pesar de haber pasado unos cuatro meses en Villanuea del Rosario ese año.

Sindre Saether en libre en Tsunami
Sindre en la primera ascensión en libre de ‘Tsunami’ 8a+ (originalmente A4), Kjerag (Noruega). Foto / Cortesía de Henning Wang

¿Por qué escogió Chilam Balam? Una vía tan lejos de Noruega y que requiere tiempo para trabajarla y conocerla bien.

Es difícil explicarlo. Chilam Balam mantuvo la incógnita sobre su dificultad durante muchos años, se convirtió en una vía legendaria y misteriosa al mismo tiempo. Para alguien interesado en la historia de la escalada como Sindre, la curiosidad estaba ahí. La vía es impresionante, con una roca fantástica y sin rastro de sika.

La primera vez que vinimos a Villanueva del Rosario en 2015 Dani Andrada y Edu Marín encadenaron la vía y los habíamos visto muchas veces probarla. Nosotros no la probamos entonces pero vimos como Dani la encadenaba. Fue realmente inspirador.

Cuando volvimos en 2017 ya fue para probar la primera parte de la línea. La vía completa se planteaba como algo muy ambicioso entonces a pesar de que Sindre había encadenado la mayoría de las variaciones al llegar el mes de enero de 2018. Finalmente se decidió por probarla completa, pero la meteorología no estuvo de su parte entre finales de 2018 y principios de 2019, con la vía mojada casi siempre. Así que volvimos este pasado mes de noviembre.

Como su compañero de escalada y de viajes a Villanueva del Rosario durante estos años, ¿cómo has vivido este proceso?

Nunca he estado al mismo nivel que Sindre y Chilam Balam me intimidaba, así que no empecé a probarla hasta un viaje que hicimos en 2017. Mientras Sindre progresaba después de la primera reunión rápidamente, yo iba más lento, avanzando bien pero sin hacer la primera parte antes de que se mojara en febrero de 2018. Entonces, igual que Sindre, tuve que esperar casi una temporada completa hasta que finalmente conseguí encadenar la primera parte el mes de marzo pasado.

Sindre en La Novena Enmienda 9a
Sindre en ‘La Novena Enmienda’ 9a, en Santa Linya. Foto / Cortesía de Henning Wang

Excepto un día de febrero de 2018, he estado en Villanueva del Rosario todo el tiempo que Sindre ha estado aquí, principalmente escalando alrededor del techo de Chilam y quejándome sobre las presas mojadas, esperando que se secaran e intentando no romper algunas chorreras frágiles. Yo no estoy probando Chilam Balam sino una de las conexiones de Dani, que Sindre hizo en enero de 2018, Chilam Malenum.

Sindre es uno de los escaladores más fuertes que jamás he conocido y además, también muy fuerte mentalmente. Siempre creí que conseguiría encadenar la vía si encontraba una ventana de buen tiempo lo suficientemente larga y se mantenía en forma para realizar unos buenos pegues. Sin embargo, si hubiera tenido que soportar otro invierno como el pasado, no estoy seguro de que ninguno de los dos hubiera mantenido la motivación…

Cronología de encadenamientos en Chilam Balam

Bernabé Fernández firmó la primera ascensión de Chilam Balam el 4 julio de 2003, proponiendo el primer 9b+ de mundo. Este encadenamiento generó un gran debate en su momento, tanto por la elevada propuesta de dificultad como por las dudas sobre la veracidad de la ascensión.

Siete años antes, en 1996, el propio Bernabé había propuesto el primer 9a de España con Orujo, en Archidona. Dos años más tarde, la misma vía se alzaba como el primer 9a+ peninsular, y del mundo, después de que desaparecieran tres de las cuatro presas artificiales que tenía de la vía y el malagueño la volviera a encadenar, proponiendo un plus más de dificultad. A día de hoy Orujo no cuenta con ninguna repetición y el primer 9a+ reconocido de forma unánime a nivel internacional es Biographie, en Céüse, con primera ascensión de Chris Sharma el 18 de julio de 2002.

En 2003, además de Bernabé Fernández, tan solo Sharma y Ramon Julián, con la primera de La Rambla, habían alcanzado el 9a+. La propuesta de 9b+ en Chilam Balam era algo casi inaudito…

En abril de 2011 Adam Ondra llegaba a Villanueva del Rosario y después de tres días de trabajo y cuatro intentos, el checo se anotó la primera repetición. Su opinión sobre el grado, 9a+/b. En mayo de 2015 llegaba una nueva ascensión de la mano del francés Seb Bouin, que después de encadenarla no se pronunció sobre el grado. Este mismo año, en noviembre de 2015, cayeron las primeras repeticiones para dos escaladores españoles, Dani Andrada y Edu Marín.

Actualmente el grado está consolidado en el 9a+/b y la ascensión de Sindre Saether ha sido la sexta absoluta.