Sílvia Vidal, escalada artificial y en solitario

Compartir

Sílvia Vidal es una de las mejores escaladoras de artificial en solitario del mundo. Sus aperturas en grandes paredes alrededor del mundo destacan por su estricta ética. Una de sus premisas, por ejemplo, es no llevar ningún sistema para comunicarse con el exterior.

La escaladora catalana comenzó a practicar la escalada artificial a mediados de la década de 1990. En un año ya estaba escalando rutas de A5. Sus ascensiones en solitario la han hecho mundialmente famosa, aunque no siempre ha escalado en este estilo. Sobre la escalada en solitario, Sílvia Vidal explica: “Escalar en solitario responde a una inquietud personal. Está asociado a mi manera de ser”.

Sílvia Vidal ha repetido vías en casa como ‘Mirall Impenetrable’ (A5) o ‘Vudú’ (A4+), en la Paret de l’Aeri, en Montserrat, formando cordada con Pep Masip, en ambas, y con Pere Vilarasau también en la segunda; o muy cerca, ‘Principado de Asturias’ (A4), en el Picu Urriellu, en solitario. Más lejos, la lista de vías es extensa.

La última ruta en solitario de Sílvia Vidal ha sido ‘Un pas més’ (A4/A4+ 6a), que abrió entre el 5 y el 21 de julio en la cara oeste de Xanadu (Arrigetch Peaks, Alaska). Hacía tiempo que no se oía hablar de ella, pero siempre que reaparece es para explicar una nueva aventura.

Y nos preguntamos… ¿Qué motiva a Sílvia Vidal a escalar en este estilo? Encontraremos algunas respuestas en el cortometraje La’ Intensity, una mirada sobre su universo personal e intransferible.