29 de mayo de 2024
E9 Planet

E9 Planet
Slab-queen

Roser Giralt, directa del 7b al 8b+ con la repetición de ‘Inuït’

La catalana residente en Matalpino (Madrid) firma la ascensión más dura protagonizada por una mujer en La Pedriza. 'Tú Coge los Trozos' 7b era su vía más difícil encadenada hasta ahora en la misma escuela

Roser Giralt escalando en La Pedriza
Roser Giralt en 'Inuït' 8b+, en La Pedriza. Foto / Talo Martín
 

Roser Giralt ha realizado la primera ascensión femenina de Inuït 8b+, en La Pedriza. Con este encadenamiento Giralt ha saltado directamente de 7b al 8b+, consiguiendo además el rotpunkt más duro protagonizado por una mujer en la historia de la escalada deportiva en La Pedriza.

Localizada en el sector La Peseta, Inuït es una de las vías de octavo grado más emblemáticas de La Pedriza y seguramente la más repetida. El primer paso es común con Congo, para desviarse rápidamente a la izquierda, donde hay que realizar un salto hacia un precario agujero romo.

«Dos días antes de hacer el 8b+ hice un 7a a vista que me dio la pizca de confianza y seguridad que me faltaba»

Roser Giralt es catalana, aunque vive en la Comunidad de Madrid, en Matalpino concretamente, desde 2007. Fue entonces cuando escaló por primera vez en La Pedriza. Tiene 39 años, es madre de dos niñas de 8 y 12 años, y se dedica al upcycling en Planeta Dots. Hablamos con ella para conocer algún detalle más sobre esta sorprendente ascensión.

Antes de encadenar Inuït, ¿cuál era la vía más dura en tu libreta?

Lo más remarcable antes de encadenar Inuït eran Fuera de Computadora 7b, en Cavallers (antes de ser madre), y este año Tú Coge los Trozos 7b, en La Pedriza. Dos días antes de hacer el 8b+ hice un 7a a vista que me dio la pizca de confianza y seguridad que me faltaba, ¡jaja! Pero sin duda, el encadenamiento más duro ha sido la crianza de dos hijas y el impulso de Planeta Dots.

¿Cómo has vivido el proceso hasta llegar con éxito a esa cadena?

En mi primer día en La Peseta, después de probar Vickie el Vikingo 8b (que no me gustó nada), me metieron engañada en Inuït para darle un top-rope. Ahí surgió el flechazo. Bajé enamorada pensando que había probado un 7c. Al momento, Talo Martín, mi pareja, me sonrió de medio lado y enseguida comprendí que me habían tomado el pelo. Me dijo que acababa de hacer un 8b+ en top-rope con una caída y un descanso colgando de la cuerda porque me dolían los pies. Me explotó la cabeza. Quería hacerla ya mismo. He tenido que hacer unos cuantos malabarismos para poder ajustar mi horario con el de Talo (que tiene más tiempo libre) y poder subir con él a darle los pegues a la vía.

¿Con qué frecuencia sales a escalar habitualmente?

Normalmente, debido a las obligaciones de mi trabajo, solo tengo la oportunidad de escalar un día durante el fin de semana y un día a la semana en el rocódromo.

¿Habías probado antes algún otro octavo además de Vickie el Vikingo e Inuït?

Había probado Llambría 8a, en Cancho de los Brezos, hace 8 años, y hace 5 años La Abuela Carmen 8a en La Peseta, con Johnny Dawes, pero siempre en top-rope y por diversión.

Has escrito una nueva página en la historia de la escalada deportiva en La Pedriza.

Anteriormente otras mujeres habían escalado vías de hasta 8b en La Pedriza. En mi opinión la más fuerte de todas ellas es Elena de la Varga, que hace unos años encadenó Vickie el Vikingo y siempre ha sido una referencia para mí.