Inicio Material Review: Magnesio Friction Labs

Review: Magnesio Friction Labs

Compartir
Friction Labs magnesio
Bam Bam, Unicorn Dust y Gorilla Grip. Gama de magnesio de Friction Labs. Foto / Pau Alonso

Algo llama la atención al instante cuando ves por primera vez el magnesio de Friction Labs. Ese packaging diferente, que recuerda más al de un paquete de café que a la clásica bolsa plástica o de papel con la que se comercializa el magnesio. Y además, ¿tres tipos de magnesio diferentes? Vamos a probarlo…

Primeras impresiones

Nunca antes me había planteado si la calidad del magnesio podría ser determinante en el rendimiento. No son las flechas, es el indio, ¿no?. Y el magnesio es magnesio. Pero cuando abres uno de los paquetes de magnesio de Friction Labs y tocas el polvo por primera vez, te das cuenta de que estás ante algo diferente.

Friction Labs comercializa tres tipos de magnesio: Unicorn Dust (fine), Gorilla Grip (chunky) y Bam Bam (super chunky). La composición es la misma en los tres, pero cambia la textura. Desde el más fino, Unicorn Dust; pasando por el que combina el polvo con pequeños bloques compactos, Gorilla Grip; hasta Bam Bam, todo grandes bloques de magnesio. La elección de cada uno irá en función de nuestros gustos. Como elección personal, me quedaría con la textura de Gorilla Grip. Me gusta ir rompiendo los pequeños bloques dentro de la magnesiera.

Respecto a la gama Bam Bam, creo que es una buena elección para llevarlo en las bolsas de magnesio para boulder, que tienen más capacidad, e incluso en grandes recipientes para los rocódromos. Conforme lo cojamos y se vayan rompiendo los bloques, derivará hacia la textura de la gama Gorilla Grip. Por otra parte, los amantes del magnesio fino no podrán resisitirse al Unicorn Dust.

La composición marca la diferencia

El principal punto fuerte del magnesio de Friction Labs es su composición, nada más y nada menos que 100% carbonato de magnesio. Puro, sin ningún aditivo. No contiene ningún tipo de óxido ni carbonato cálcico, componentes que sí que introducen el resto de marcas en sus magnesios.

“El principal punto fuerte del magnesio de Friction Labs es su composición, nada más y nada menos que 100% carbonato de magnesio”

La gran ventaja de su pureza es que se convierte en un producto menos agresivo para la piel. Además,el polvo en suspensión que genera no es tan nocivo cuando lo respiramos, algo que se agradece sobre todo en espacios cerrados como los rocódromos.

El otro punto fuerte en la composición del magnesio de Friction Labs es la baja densidad molecular. Esto puede parecer algo trivial, pero sin ir más lejos, es una de las grandes bazas del producto, ya que le otorga el punto justo de humedad. Y esto salta a simple vista… el magnesio se adhiere mejor a la piel y aguanta mucho más.

Bam Bam magnesio Friction Labs
Bam Bam, el magnesio con la textura más gruesa de Friction Labs. Foto / Ivan Torres

Sobre el terreno

He probado las tres gamas de magnesio tanto escalando en roca como en el rocódromo, y la experiencia ha sido más que positiva. Acostumbro a gastar mucho magnesio pero durante las semanas de prueba con Friction Labs he reducido mucho el consumo. En la primera toma de magnesio las manos quedan completamente impregnadas, de forma muy uniforme, y la capa producida dura mucho, muchísimo. Tiene un tacto húmedo muy agradable y la piel no queda reseca, ni siquiera después de toda una jornada de escalada.

“La alta impregnación de magnesio en la piel y la poca volatilidad favorecen un consumo más bajo”

Como comentaba antes, escogería Gorilla Grip, pero en el rocódromo, sin duda, me quedo con Bam Bam. En los tres tipos de magnesio de Friction Labs la volatilidad del magnesio es mínima, no produce la típica nube de polvo cuando metemos las manos en la magnesiera o la tiramos al suelo, por ejemplo. Ni siquiera con Unicorn Dust, el más fino de los tres.

Gorilla Grip magnesio Friction Labs
Gorilla Grip, la textura intermedia de Friction Labs. Foto / Ivan Torres

La alta impregnación de magnesio en la piel y la poca volatilidad favorecen un consumo más bajo. Esto beneficia claramente a que manchemos menos la roca, evitando el impacto medio ambiental, o que no tapemos tanto el poro en las presas del rocódromo.

En los días con alta humedad en el ambiente, el magnesio se ha comportado de forma excelente, mejorando mucho el grip de la piel. No se han resistido ni las regletas más cortantes de Siurana.

Unicorn Dust magnesio Friction Labs
Unicorn Dust, el magnesio más fino de Friction Labs. Foto / Ivan Torres

Su precio lo vale

El magnesio de Friction Labs se comercializa en tres medidas, 28gr, 142gr y 283gr, y tiene un precio desde los 4,90€ hasta los 19,90€ el paquete más grande. Sí, no es barato, pero lo vale.

Después de probarlo de forma intensiva y comprobar lo poco que he gastado con los paquetes de 283gr, acaba saliendo a cuenta. Y si a eso le sumamos que vamos a tener una piel en mejores condiciones, un factor que puede llegar a determinar un encadenamiento, no hay lugar a dudas. El magnesio de Friction Labs es una buena apuesta. Si somos exigentes con los pies de gato que calzamos o las cintas exprés que utilizamos, ¿por qué no serlo con el magnesio?.