Inicio Opinión The Dawn Wall, una escalada más allá de El Capitan

The Dawn Wall, una escalada más allá de El Capitan

Compartir
Tommy Caldwell en The Dawn Wall
Tommy Caldwell en el largo 15 de The Dawn Wall. Foto / Sender Films

The Dawn Wall, la película de escalada más esperada de los últimos años -con el permiso de Free Solo, protagonizada por Alex Honnold-, por fin ha visto la luz en formato de descarga digital.

Puedo afirmar, y sin ninguna duda, que es la mejor película de escalada que he visto hasta el momento. Cuando dos monstruos del cine de acción deportiva como son Red Bull House Media y Sender Films unen fuerzas, el resultado es una película impecable, repleta de detalles, con un guión fantástico y una fotografía impactante.

The Dawn Wall, aparte de relatar la primera ascension del big wall más duro del mundo, es un homenaje al rey de El Cap, Tommy Caldwell. En el film veremos todo el proceso, tanto en la parte deportiva, desde los inicios de Caldwell en el mundo de la escalada con su padre y posterior explosión como escalador mediático; como personal, con el romance con Beth Rodden, el secuestro en Kirguistán, el accidente donde pierde un dedo y otras historias, que finalmente le llevaron a imaginar y crear esa futurista línea en la cara más lisa de El Capitan.

Más allá de El Capitan

Una de los aspectos que más me han llamado la atención es el formato del largometraje, que se aleja de la película de escalada al uso. No solo hay movimientos extremos y gritos, sino que el contenido se acerca más al documental. Existe un argumento muy bien trenzado, que va más allá del mundo vertical, trascendiendo a la escalada. Cualquier espectador, aunque no sea escalador, entenderá la magnitud de la gesta.

Impresiona ver como repiten, y repiten, y repiten, un único largo, cayendo siempre en el mismo punto hasta que no les queda ni una sola capa de piel. En este sentido, hay que hace una mención especial a la durísima batalla que tuvo que librar Kevin Jorgeson en el largo 15. La suya no fue solo una lucha física, sino también mental, al no poder encadenar ese largo al mismo tiempo que lo hizo Caldwell, retrasando así el proceso de la ascensión.

Antes de ver la película casi todos conocemos el final, pero aquí, lo que realmente importa, es la determinación de Jorgeson y la lección de principios de Caldwell. Determinación y principios, dos máximas que se repiten durante toda la escalada y que podríamos extrapolar a cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana. Y es que a veces, no todos los obstáculos son verticales.

Prefiero no explicar más detalles, que cada uno disfrute esta obra maestra según la sienta. Si después de ver la película os quedáis con ganas de más, la autobiografía de Tommy Caldwell, Push (Desnivel, 2018), es del todo recomendable. En este libro se basa el guión de The Dawn Wall y profundiza en la historia personal y deportiva tanto de Caldwell como de la vía. Para mí, libro y película son un binomio indivisible.

The Dawn Wall tiene una duración de 100 minutos, en calidad 1080p, audio en inglés y la posibilidad de subtítulos en diferentes idiomas, entre ellos el castellano. Se puede descargar en las plataformas Itunes, Vimeo On Demand, Google Store o Amazon Video, por tan solo 12€. Una buena inversión.