«Eternal Flame», la película de los hermanos Huber

«Eternal Flame es la mejor escalada del planeta si la planteas como un todo: la Torre Sin Nombre, una torre majestuosa en medio del salvaje Karakórum; una roca perfecta; una gran exposición y un reto excepcional de escalada a una altitud de 6.000 metros. No hay otra vía en el mundo con conjugue todo esto», nos contó Alex Huber con motivo del décimo aniversario de la primera ascensión en libre de esta obra maestra.

La vía fue abierta en 1989 por uno de los equipos de escaladores más fuertes jamás reunido, formado por Wolfgang GüllichKurt AlbertChristof Stiegler y Milan Sykora. Después de un inmenso esfuerzo por encima de los 6.000 metros, el equipo estableció una vía que marcaría el rumbo de la escalada en libre en las grandes paredes del Himalaya. Su dificultad quedó en VI 7b+ A2.

[Descubre la historia de Eternal Flame en libre en una entrevista con Alex Huber]

Durante dos décadas la vía se convirtió en el objetivo principal para algunos escaladores, que soñaban con conseguir la primera liberación completa. La cordada formada por Denis Burdet, Nicolas Zambretti y Toni Arbonès se quedó muy cerca en 2003 y dos años más tarde, en 2005, Iker y Eneko Pou, escalando en top rope una variante del largo 10 que resultaría 8a, la tuvieron a también a tocar. El mal tiempo les impidió ir a por el rotpunkt.

Fueron otros hermamos, Alexander y Thomas Huber, los que cuatro años después del intento de los Pou, consiguieron por fin liberar todos los largos de Eternal Flame (650m 7c+). Hicieron cima en la Torre Sin Nombre el 14 de agosto de 2009, después de cuatro días en la pared.

Los Huber publican ahora en abierto la película que relata su histórica ascensión en la Torre Sin Nombre.