Inicio Reportajes Imágenes desde la pasión, por Marcin Ciepielewski

Imágenes desde la pasión, por Marcin Ciepielewski

Gabriel Korbiel escalando en Taghia
Gabriel Korbiel escalando 'Babel', en Taghia (Marruecos). Foto / Marcin Ciepielewski

Empecé mi aventura con la cámara cuando todavía iba al colegio. Cuando empecé a compartir esta afición con la escalada se convirtió en mi pasión. El hecho de que sea un escalador muy activo me ha ayudado a captar la belleza del movimiento y el dinamismo de la escalada. La cámara es parte inseparable de mi material, tanto cuando voy a sectores cercanos a mi casa como cuando viajo. En este ensayo os propongo un recorrido a través de cinco de las instantáneas de las que estoy muy orgulloso. Son imágenes que surgen desde la pasión que siento por la escalada y las montañas.

Cinco imágenes desde la pasión

Babel (800m 7c+) es una de las vías más exigentes y difíciles de Taghia, en Marruecos. La primera ascensión la firmaron Arnaud Petit y Stéphanie Bodet. Es un gran reto, incluso para escaladores experimentados, ya que los seguros están muy alejados y las dificultades son mantenidas. 14 de los 18 largos son de 7a o más. El intento de Hazel Findlay y Emily Harrington es la mejor evidencia de como de dura física y mentalmente hablando puede ser Babel. Mis amigos Michal Czech y Gabriel Korbiel invirtieron dos semanas en la vía para intentar encadenarla, aunque el tiempo no les dejó acabar el proyecto.

Les acompané durante dos días. Queríamos reconocer los métodos de los largos más duros y tomar fotos durante este proceso. Era la mejor opción para mí, ya que la cordada se tomaba su tiempo para probar las secciones y a mí me iba bien para componer las imágenes. Disparar en una gran pared, con 700 metros bajo tus pies fue una gran experiencia. La Torre de Babel legendariamente fue algo que dividió a la gente, pero en mi Babel encontré una gran aventura y la compartí con unos escaladores brillantes. Sin su compromiso, paciencia, esfuerzo, alto nivel y sentido del humor, tomar estas fotos no habría sido posible. Espero que puedan volver para encadenar la vía, se lo merecen. En la foto (en portada), Gabriel Korbiel escala el largo 12, de 7a+. Expresa la exposición y el ambiente de la cara norte del Tagoujimt.

El Maharaja Chino, en el Valle de Bolechowicka
‘El Maharaja Chino’, en el Valle de Bolechowicka. Foto / Marcin Ciepielewski

El Maharaja Chino es incuestionablemente la línea más clásica del Jura polaco, una vía icónica y legendaria de 7c+. La primera ascensión corrió a cargo de Piotr Korczak «Szalony» en los 80 del siglo pasado y el nombre proviene de unas palabras del escalador Ryszard «Rico» Malczyk: “Si encadenas esa vía serías como un maharaja chino”. En esa época parecía imposible escalarla y los escaladores polacos la afrontaban como un gran reto. De pasos y presas delicados, Wojtek Kurtyka la encadenó en solo integral ocho años después de la primera ascensión. Tanto la primera ascensión como el solo de Wojtek representan dos de los momentos más representativos en la historia de la escalada en Polonia.

Siempre quise tomar una foto en esta vía, especialmente cuando descubrí que se había documentado muy poco. Fui al Valle de Bolechowicka a reconocer la pared y estudiar los mejores ángulos para tomar las fotos. Cuando rapelé desde arriba descubrí una bonita perspectiva. Fue una gran sorpresa, ya que otros fotógrafos no la habían tenido en cuenta. Le pedí a la joven escaladora ucraniano Daria Brylova si quería hacer de modelo para las fotos. En la imagen aparece en la parte superior de la vía y aunque la secuencia más difícil está en la parte baja, escalar la sección final es exigente y se necesita una gran concentración. A pesar de que Daria es una escaladora de 8b, tuvo que luchar hasta el final. Después de muchos años y de la evolución de la dificultad, Chiński Maharadża sigue siendo un gran reto. Es una de mis capturas favoritas. Un tributo a Piotr Korczak y Wojtek Kurtyka, dos escaladores visionarios.

Escalada en la vía Tsunami, en Teplice
‘Tsunami’, una de las vías más estéticas de Teplice. Foto / Marcin Ciepielewski

Teplice y Adrspach me tentaban fotográficamente desde hacía tiempo, sobre todo al ver la imágenes de Petr Piechowicz y Jakub Fric. Esta zona de la República Checa ofrece cautivantes formas sobre arenisca. Unas de las más impresionantes están en Tsunami, en el sector Chramove Steny.

Desafortunadamente, todo fue mal desde el principio con la sesión de Tsunami. La primera vez que planeé la sesión finalmente no tuvo lugar y en la segunda, con Antonina Zofia Karczewska y Gabriel Korbiel también tuvimos muchos contratiempos, aunque pudimos resolverlos todos y tomar la fotografía que buscaba.

Boulder urbano nocturno
Sesión de boulder nocturna. Foto / Marcin Ciepielewski

La escalada no solo se encuentra en las montañas. Los escaladores son capaces de encontrar líneas incluso en la jungla urbana, utilizando las construcciones para practicar su pasión. La idea de una sesión de boulder urbano fue creciendo dentro de mí poco a poco y la parada de tranvía de Bohaterów Getta, en Krakw, me lo recordaba constantemente. Finalmente cogí el trípode y la cámara para buscar las composiciones con una larga exposición y el efecto fue muy bueno, así que decidí preparar la sesión.

La elección del modelo era sencilla, Adam “Gadula” Karpierz. Se encontró plenamente en su elemento durante la sesión.  La sesión fue interrumpida de forma repentina por la policía municipal, pero conseguimos la foto que quería antes. Esta foto es importante para mí ya que tuvo una mención de honor en el XXX Memorial Maria Luisa 2019.

Escalada en hielo
Una delicada escalada en hielo. Foto / Marcin Ciepielewski

La escalada en hielo es una de las más difíciles y arriesgadas disciplinas dentro del mundo de la escalada. El escalador debe escalar confiado y con cuidado sobre las estructuras de hielo para no caer. La escalada en hielo es el arte entre la determinación humana y la fuerza de la naturaleza. En la imagen, Krzysztof Rychlik encadena Zauberflote M9 WI6, en Val Gardena, en Dolomitas. El nombre de esta vía, sobre un hielo delicado, homenajea a una ópera de Mozart. Pasé dos días en la vía hasta que conseguí captar esta imagen. Firtly Krzysiek y Paweł Górka habían encadenado la ruta a vista, pero el tiempo no fue bueno para tomar fotografías. Volvimos dos días más tarde, hacía sol y las condiciones eran buenas para disparar con la cámara, aunque no para escalar. A pesar de ello, decidimos intentarlo. Fue una experiencia ciertamente terrorífica ya que supuso mi debut colgándome, ascendiendo y rapelando sobre abalakovs.