Inicio Actualidad Manon Hily, nuevo rotpunkt femenino en ‘Era Vella’ 8c+/9a

Manon Hily, nuevo rotpunkt femenino en ‘Era Vella’ 8c+/9a

Compartir
Manon Hily escaladora
Manon Hily en el sector La Visera de la Coma, donde se encuentra 'Era Vella' Foto / Col. Manon Hily

Manon Hily ha encadenado ‘Era Vella’ 8c+/9a, en Margalef. La escaladora francesa lo ha hecho más rápido de lo que esperaba: “Tenía dos semanas para probarla pero lo conseguí en cuatro días”, nos ha explicado.

‘Era Vella’, situada en el sector La Visera de la Coma, ya suma 38 ascensiones desde que la equipó Chris Sharma en 2010 y es el 9a más repetido del mundo, aunque parece que el 8c+/9a empieza a ser el grado más consolidado. El último ascensionista había sido Alex Megos, que la encadenó a mediados de abril en tan solo dos intentos.

La de Hily es la sexta ascensión femenina de la vía. Sasha Digiulian abrió la lista en 2012, y le siguieron Mar Álvarez, 2014; Angy Eiter, 2015; Anak Verhoeven, 2015; y Muriel Sarkany, en 2017.

Hasta ahora Hily contaba con varios 8c encadenados. El último fue ‘La Vraie Vie’, en Les Calanques, en Francia. Además, es una habitual en las competiciones de boulder. Este año, sin ir más lejos, ha sido subcampeona del campeonato de Francia de boulder.

Hablamos con Manon Hily para que nos cuente sus primeras impresiones sobre ‘Era Vella’.

“Por primera vez decidí tener un gran proyecto, como un sueño sin límites”

“Probé ‘Era Vella’ por su belleza. Vine a Margalef hace unos años y me miré la vía con deseo. Me pregunté si algún día tendría el nivel para probarla. Desde el año pasado empecé a sentirme cada vez más fuerte, por los entrenamientos y la experiencia supogo. Así que por primera vez decidí tener un gran proyecto, como un sueño sin límites. Entonces pensé en ‘Era Vella’, aunque no sabía si sería capaz de hacer todos los movimientos”, comenta Hily sobre el motivo para escoger ‘Era Vella’.

Sorprende el poco tiempo que le ha costado encadenar. Manon tampoco se lo esperaba: “Tenía dos semanas para probarla pero lo conseguí en cuatro días. Es divertido pero estoy un poco disgustada, porque cuando encadené casi no era consciente de ello… Me sorprendió mucho. Una vía sobre la que había soñado tanto tiempo y ahora ya la he hecho. Es un sentimiento loco, pero es así. Ahora hay que pensar en otros grandes sueños”.