Inicio Flash Josema Urrestarazu encadena ‘Basapiztien Eremua’ 9a a los 51 años

Josema Urrestarazu encadena ‘Basapiztien Eremua’ 9a a los 51 años

Josema Urrestarazu en Basapiztien Eremua 9a
Josema Urrestarazu mimetizado con la roca en 'Basapiztien Eremua' 9a. Foto / Mikel Zabalza

Josema Urrestarazu ha conseguido repetir Basapiztien Eremua 9a, en la cara norte del Cantero, en Etxauri (Navarra). Se trata de un encadenamiento poco común, primero por ser una vía que cuenta con muy pocas ascensiones y segundo porque Josema tiene 51 años, una edad de la que no estamos acostumbrados a hablar en lo que al noveno grado se refiere.

El escalador navarro, profesor de Educación Física, tachó su primer 9a en 2014 con Akelarre, en Leze, también en Navarra. Para volver a esta dificultad ha escogido una vía de 90 metros que Ekaitz Maiz equipó y encadenó en 2009 y que hasta ahora solo había repetido Iban Larrión y Unai Mendia.

Según su equipador y primer ascensionista, Ekaitz Maiz, «Basapiztien Eremua 9a tiene unos primeros 25 metros muy intensos, de resistencia, pasos largos y canto pequeño. Después va alternando «reposos» con secciones más o menos duras. Tiene una sección clave a 50 metros, donde llegas al mejor reposo de la vía. Finalmente quedan 25 metros de placa gris vertical y canto de manos y pies pequeños de 8a+».

Ekaitz comenta que «con el cambio climático, creo que lo más duro para Josema al probar la vía ha sido tener buenas condiciones. Solía subir a las 8 de la mañana para encontrarlas. La calidad de la vía hace que no sea tan duro trabajar una línea de esta longitud. Personalmente es una de las paredes que más me gusta de Etxauri. Es un placer escalar en ella. Si te gusta la línea no se hace duro escogerla como proyecto».

La cara norte del Cantero es desplomada o vertical, sin repisas ni grandes reposos, donde predominan las líneas de gran longitud, algo que puede sorprender en un primer momento. Maiz, amigo de Urrestarazu, explica que «tuve la suerte de conocer ese muro cuando apenas no habían vías allí. Creo que escalarlo del tirón es la forma más natural de hacerlo. Empecé equipando Sigsauer Justizialaria, un 8b de 60 metros, y seguí con Sorgin Gaua 8b+, Tempesta de Blat 8c, Maritxu Kilkerra 8b+ y Bihotz Alaiak 8c+, todas ellas de 90 metros. Basapiztien Eremua fue una vía más en este muro. En Etxauri siempre se han escalado vías relativamente largas. Ahí están las vías de la cara sur del Cantero, muchas son de inicios de los 90 y todas rondan los 50 metros».