Inicio Actualidad Javier Aguilar, primer 7c para un invidente en España

Javier Aguilar, primer 7c para un invidente en España

Javier Aguilar escalando en Los Cahorros
Javier Aguilar escalando en Los Cahorros. Foto / @rockandjoy

Javier Aguilar ha encadenado To Su Puta Madre a Caballo 7c en Los Cahorros (Granada). Esta es la primera vía de 7c que encadena un invidente total escalando de primero en España. El mejor rotpunkt para Aguilar hasta ahora era El Marujeo 7b/+, que tachó en la misma escuela granadina.

«Empecé a escalar hace 7 años. No es mucho tiempo y me gustaría haberlo probado antes. Siempre he hecho mucho deporte y soy nadador de toda la vida. En natación participé en los Juegos Olímpicos Paralímpicos de Sídney 2000. Competí en este deporte hasta los 17 años. A partir de ahí, hasta ahora que tengo 37, he hecho mucho alpinismo y otros deportes. El proceso desde que empecé a escalar hace 7 años hasta llegar a donde estoy ahora ha sido lento. Empecé en la roca y lo veía todo muy difícil. Gracias a Urko Carmona me fui metiendo en el mundo de la competición. Me enganchó más compartir mi experiencia con otras personas como yo que la escalada en sí misma», explica Javier resumiendo brevemente su carrera deportiva y como escalador.

El escalador de Monachil, un pequeño pueblo de la provincia de Granada, se ha convertido en uno de los referentes de la paraescalada a nivel nacional e internacional y en 2019 se proclamó subcampeón del mundo de Paraescalada (categoría B1 invidentes) en Briançon (Francia).

Javier Aguilar y Migue Sancho en Los Cahorros
Javier Aguilar junto a Migue Sancho tras el rotpunkt. Foto / Foto / @rockandjoy

La noticia del encadenamiento de Javier Aguilar la ha dado Migue Sancho, autor del podcast de escalada Rock and Joy. En la entrevista que Sancho ha mantenido con Aguilar tras la ascensión, y que se publicará completa próximamente, el escalador ha explicado que «cuando volví del Campeonato del Mundo de Briançon el otoño pasado decidí ponerme fuerte en Cahorros. En el sector donde he realizado la vía, dadas las características del terreno es complicado que te puedan flashear los movimientos. Es un factor determinante. Sin darme cuenta me he ido preparando hasta conseguir el objetivo. La vía la había probado en top rope hace unos 3 años y entonces sentí que me quedaba grande. Cuando volví a meterme en la línea hace poco me di cuenta que era posible».

Recientemente se ha estrenado la película Climbing Blind, dirigida por Alastair Lee, que relata la historia de la primera ascensión -liderando todos los largos- de la vía en estilo tradicional Old Man of Hoy por un invidente, Jesse Dufton. Nos preguntamos si Javier Aguilar se ha planteado un reto similar en un futuro: «Con Urko he escalado algunas vías de clásica semiequipadas en lugares como Riglos, Peñón de Ifach, El Chorro o Marruecos. También he escalado con otra gente y siempre con la que tengo confianza. Sería genial hacerlo de primero. Yo había pensado hacerlo en alguna pared donde pueda tener una cordada cerca y que el grado sea asequible para mí. Otra opción sería escalar vías que tengan un estilo uniforme, de fisura o diedro. En cualquier caso son palabras mayores, pero no es imposible. No utilizo prácticamente la palabra imposible».

[Actualizado 23/06. Corregimos la información dada en su día, en la que se otorgaba a Javier Aguilar el máximo grado encadenado por un invidente de primero en el mundo. Según informa la cuenta de Instagram @revistaescalar, el 16 de marzo el escalador francés Nicolas Moineau, también invidente total, encadenó Aller-retour Pour une Mèche 7c+, en la zona de Saint-Géry, en el valle de Lot (Francia).]