Inicio Reportajes ¿Cuál es la salud actual de la escalada indoor?

¿Cuál es la salud actual de la escalada indoor?

Compartir
rocódromo Sputnik Madrid
Instalaciones del rocódromo Sputnik, en Madrid. Foto / Col. Sputnik

En pocos meses la escalada dará un salto enorme con su debut como deporte olímpico en Tokio 2020. Muchos dicen y perciben que la popularidad y la afición por la escalada ha aumentado. En efecto… la proliferación de rocódromos, su introducción en el programa olímpico, el auge de escaladores profesionales en los medios y las redes sociales o la difusión entre la audiencia generalista de películas como The Dawn Wall o Free Solo, han contribuido a la popularización de la escalada.

¿Cómo podemos cuantificar actualmente la salud de la escalada?

Resulta difícil contestar objetivamente a esta pregunta. El American Alpine Club (AAC), en asociación con más de una docena de organizaciones, ha presentado el primer informe sobre el estado de la escalada, una mirada cuantitativa integral a la comunidad de escalada estadounidense y su impacto. Este informe se publicó a principios de verano de 2019, y es sin duda un interesante documento que nos da una visión actual sobre el punto en el que se encuentra la escalada.

El entorno de la escalada en Estados Unidos variará respecto a otros países en número de instalaciones, practicantes, ambiente social, etc… pero como mínimo son datos que hasta ahora no se habían trabajado ni publicado.

En este informe de 44 páginas encontramos desglosados datos demográficos, información sobre competiciones, un informe económico, política y promoción, conservación de espacios y accidentes.

En 2017 desde esta misa página ya hablamos en un artículo sobre el auge de la escalada a nivel mundial, sobre todo en las instalaciones en Estados Unidos, y la entrada de muchas de estas empresas en grupos de inversión y su incorporación a bolsa.

De modo rápido, destacamos los siguientes datos del informe:

  • En 2014 había 7,7 millones de practicantes en Estados Unidos (6% más que el anterior año).
  • Desde 2018, el 4,4% de los norteamericanos escala en rocódromos.
  • El 65% de los escaladores tienen entre 18 y 35 años.
  • Los escaladores de rocódromo representan un 52% del total de la comunidad escaladora.
  • Toda la industria relacionada con la escalada (empresas de material y/o ropa, rocódromos, etc) contribuyó con 12.450 millones de dólares a la economía en 2017.
  • En los rocódromos de Estados Unidos solo hubo un 0,007% de incidentes reportados por cada 1000 horas de actividad. Cuando se compara con el promedio nacional en CrossFit, por ejemplo, con 2,3 lesiones por cada 1000 horas de entrenamiento, los rocódromos tienen una tasa de lesiones extremadamente baja.
  • Desde 2019 ESPN realiza la cobertura televisada de las competiciones de escalada del Campeonato Nacional. En la temporada 2018/2019 se realizaron un total de 300 competiciones de diferente índole (local, regional y nacional).
  • En 2019 habían 478 rocódromos comerciales operando en Estados Unidos y 95 en Canadá. En el anterior artículo publicado en Wogü la cifra era de unos 400 rocódromos comerciales en Estados Unidos en 2016.
  • Los ingresos por entradas en rocódromos comerciales de Estados Unidos ascienden a 873 millones de dólares en el último año.

Sin duda son unos números muy importantes que demuestran el gran auge de la industria y de los practicantes. El informe completo se puede descargar en la página del AAC.

Uno de los pilares de esta evolución ha sido evidentemente la proliferación de los rocódromos comerciales a gran escala. El cambio de mentalidad de un cliente de gimnasio, que tiene en el rocódromo a su disposición un espacio de fitness con máquinas y demás, y el valor añadido de la estructura de escalada, en la cual aparte de la vertiente deportiva obtiene un ambiente social y de comunidad, atrae un perfil de personas que buscan algo más que un gimnasio.

Esta industria crece ante la demanda. Solo un ejemplo: dos grandes cadenas de rocódromos estadounidenses, Earth Treks (Maryland, fundada en 1990) y Planet Granite (California, fundada en 1994) se fusionaron en 2018, convirtiéndose en El Cap.

La nueva empresa da trabajo a 700 empleados, tiene 2 millones de clientes al año y ofrece con todas sus franquicias casi 24.000 metros cuadrados escalables. Actualmente es la operadora de salas de escalada más importante de Estados Unidos.

El negocio de El Cap parece no tener techo de momento. En noviembre de 2019 ha incorporado a la famosa cadena de rocódromos Movement Climbing + Fitness, siendo ya 16 grandes instalaciones las que ofrece el grupo El Cap en Estados Unidos.

En España la industria de los rocódromos se está moviendo a buen ritmo y el número de practicantes no para de crecer. Sin llegar a las infraestructuras de escalada existentes en el centro de Europa o en Estados Unidos, algunas empresas van expandiéndose en las grandes ciudades de nuestro país.

Climbat, Indoorwall o Sharma Climbing están moviendo ficha. Otras se han modernizado, como Rocópolis, y hay que tener en cuenta a salas como Batec, en Sant Quirze del Vallès (Barcelona), Sputnik, en Madrid, Monobloc, en Reus, o Nowa, en Huesca.

El futuro próximo se antoja prometedor. Veremos cómo evoluciona el sector y cuál es la respuesta del gran público.