Inicio Entrevistas Martina Demmel, 202 octavos encadenados en 2020

Martina Demmel, 202 octavos encadenados en 2020

Martina Demmel escaladora
Martina Demmel en un gélido día de escalada en Siurana. Foto / Malik Schirawski

¿A quién no le gusta tachar? Es indiferente el grado, es esa sensación de llegar a la cadena y pasar la cuerda por el mosquetón con éxito que no tiene precio. Martina Demmel la ha experimentado 842 veces durante 2020, de las cuales 202 han sido para encadenar vías de 8a o más duras, 31 en total a vista. Números impresionantes en un solo año para prácticamente cualquier escalador.

Demmel tiene 19 años y creció en un pequeño pueblo al sur de Múnich (Alemania). Recuerda salir a la montaña con sus padres desde que empezó a caminar y compitió en ski hasta los 15. A los 16 descubrió la escalada a través de un amigo y le acabó enganchando más que esquiar y deslizarse por la nieve. “Simplemente me encanta esa mezcla de elegancia, fuerza y el factor mental, así como el proceso de trabajar un proyecto. Desde que empecé con la escalada no he parado y he viajado todo lo que he podido para descubrir nuevas zonas”, explica Martina en pocas palabras para definir su pasión por la vertical.

Martina Demmel escalando en Siurana
Martina Demmel escalando en Siurana. Foto / Sándor Gál

Martina Demmel, la jefa del rotpunkt en 2020

Antes de entrar en la universidad y empezar la carrera de Fisioterapia, la alemana ha decidido tomarse un año, o quizás dos, para viajar todo lo que pueda y seguir mejorando como escaladora. Hablamos con ella para que nos explique cómo ha vivido un 2020 en el que ha escalado 222 días en roca y 34 en plástico.

202 vías de octavo grado encadenadas en un año. ¿Te lo planteaste como objetivo o simplemente pasó?

Nunca fue o será un objetivo para mí encadenar un cierto número de vías en un rango de grados, así que simplemente diría que pasó. Lo que me interesa más allá de una dificultad es evolucionar como escaladora visitando el mayor número de zonas posibles, escalar las líneas clásicas de cada lugar o simplemente las vías que me motiven por su belleza. Veremos qué me depara el futuro.

A pesar de la pandemia y los sucesivos confinamientos en gran parte del mundo, escalaste muchos días en 2020. ¿Cómo lo planificaste?

Me he tomado un año sabático antes de entrar en la universidad, así que he tenido mucho tiempo libre. En Alemania hemos tenido suerte ya no se prohibió salir a escalar. Además, mi compañero vive en el corazón de Frankenjura, donde he pasado la mayor parte del tiempo desde el primer confinamiento. Pero en general, ya había escalado mucho antes de que empezara la pandemia en mis zonas locales y nos confinaran, así que para mí nada ha cambiado mucho en este tiempo.

“Nunca fue o será un objetivo para mí encadenar un cierto número de vías en un rango de grados, así que simplemente diría que pasó”

De las 202 vías de octavo que tachaste en 2020, ¿con cuáles te quedas?

La lista es larga, pero puedo citar algunas que por un motivo u otro tendrán un rincón especial en mi memoria:

Roof Warrior 8c. 2nd go (Frankenjura, 2020)
King of the Bongo 8c. 3rd go (Rottachberg, 2020)
Battle Cat 8c. 3rd go (Frankenjura, 2020)
Götterquergang lang 8c. 3rd go (Götterwandl, 2020)
Dures Limites 8c. 5th go (Céüse, 2020)
Kale Borroka 8b+. 4th go (Siurana, 2019). *A pesar de encadenarla en 2019 entraría en los 365 días que conforman la lista de Demmel
I Riflessi Del Rosso 8b+. 2nd go (Arco, 2020)
Renegoide 8b+. 5th go (Siurana, 2020)
Nola 8b+. 2nd go (Frankenjura, 2020)
Baby Love 8b+. 3rd go (Kochel, 2020)
Black Bean 8b+. 2nd go (Céüse, 2020)
Pati Pa Mi 8b onsight (Siurana, 2019). *A pesar de encadenarla en 2019 entraría en los 365 días que conforman la lista de Demmel
Radote Jolie Pépère 8b. onsight (Céüse, 2020)
Avanzi di Galera 8a+. onsight (Arco, 2020)
Sms 8a+. onsight (Frankenjura, 2020)
Beauté De Chine 8a+. onsight (Tournoux, 2020)
Encore 8a+. onsight (Céüse, 2020)

¿Cuál es tu máximo grado encadenado?

8c es la máxima dificultad que he conseguido hasta ahora. He encadenado 11 vías de este grado. Seguramente la que más me costó fue Dures Limites, en Céüse, este pasado verano.

¿Cómo has empezado el año?

Después de pasar unas cuantas semanas entre Margalef y Siurana voy a buscar alguna zona más cálida para no dejar de escalar.