Inicio Entrevistas Dani Andrada: “Escalo sin más, me gusta encadenar”

Dani Andrada: “Escalo sin más, me gusta encadenar”

Compartir
Dani Andrada en Sueños Locos 9a
Dani Andrada en 'Sueños Locos' 9a, en La Hermida. Una vía donde firmó la primera ascensión. Foto / David López Campe

Dani Andrada, a sus 43 años, ha superado las 4.000 vías y problemas de bloque encadenados. Un registro impresionante, al alcance tan solo de alguien que desprende una energía y motivación fuera de lo normal. Él es el fanático entre los fanáticos.

Dani empezó a escalar a los 14 años y el primer día que fue a la roca encadenó 7a a vista. El flechazo fue inmediato y desde entonces no ha parado de escalar. Yuji Hirayama comenta en la biografía de Andrada, Dani Andrada, El Juego de Escalar (Desnivel, 2013): “Me acuerdo mucho de cuando nos vimos en Patones. Él tenía solo 14 o 15 años y no paraba de escalar y escalar vías, sin parar, era impresionante. Pensé que ese chico iba a convertirse en un gran escalador”.

Hablamos con Dani para que nos explique algunos detalles sobre esta fita tan especial.

Libreta de encadenamientos de Dani Andrada
Toda una vida de escalada reflejada en las libretas donde Dani apunta las vías que encadena. Foto / Cortesía de Dani Andrada

“La escalada a vista te aporta mucha experiencia. Para mí es algo innato”

¿Cuál fue tu primer octavo? 

El primero fue Posible Misión 8a, en 1992, en Patones. Me costó cuatro intentos.

¿Apuntas las vías desde ese primer 8a?

Sí, desde el primero que encadené. Apunto siempre el nombre de la vía, el sitio, número de pegues que inverto, metros, y si es a vista o encadenamiento trabajado.

¿Recuerdas algún encadenamiento con especial cariño?

Tengo muchos encadenamientos especiales. Por ejemplo, mi primer 8c, El Calvario del Sicario, en Cuenca; o el primer 8a+ y 8b a vista. El mismo año que hice mi primer 8a conseguí encadenar 100 octavos también.

¿Y el rotpunkt número 4.000?

Fue en Rodellar con Blunchi 8a. Ahora ya son 4.016.

La libreta de Dani Andrada
Así es la libreta de encadenamientos de Dani Andrada. Foto / Cortesía de Dani Andrada

¿Prefieres calidad o cantidad?

Siempre calidad. Entre esos más de 4.000 encadenamientos, hay 418 vías de 8c hasta 9a+/b, unas 800 vías a vista entre el 8a y el 8b+, y casi 70 desde el 8c+/9a al 9a+/b. En boulder, 400 están entre el 8A y el 8B+. ¡¡Qué locura de números!!

¿En algún momento te habías planteado alcanzar un número concreto?

La verdad es que no. Nunca pensé en ello. Escalo sin más, me gusta encadenar.

Hoy en día muchos escaladores se centran más en encadenar una dificultad concreta ensayada antes que escalar a vista.

La escalada a vista te aporta mucha experiencia. Para mí es algo innato. Si tienes capacidades físicas y ensayas las vías no es difícil subir la dificultad. Ahora están de moda los números… Por mi parte, antes de encadenar 8a había hecho 7c+ a vista y antes de llegar al 9a, había hecho 8b a vista.

“No sé si hay alguien en el mundo con tanta paciencia y con suerte de poder escalar tanto”

¿Recuerdas el día que hayas encadenado más vías de octavo grado?

He llegado a hacer hasta siete en el mismo día en varias ocasiones.

Y al final del año. ¿cuántos días escalas?

Más o menos unos 185 días al año, depende.

¿Conoces a alguien más fanático que tú?

Conozco a gente muy fanática y muy fuerte que escalan todo lo que pueden. Para encadenar tantas como en mi caso, hacen falta muchos años y no parar nunca. No sé si hay alguien en el mundo con tanta paciencia y con suerte de poder escalar tanto.

Deben quedarte pocos destinos por conocer donde tachar nuevos octavos. ¿Algún sitio pendiente por visitar?

Me gustaría viajar a Australia. Es el único continente donde no he escalado todavía. ¡¡Me encanta conocer sitios nuevos!!