Inicio Opinión En el sector de escalada, como en tu casa

En el sector de escalada, como en tu casa

contenedor de basura en sector de escalada
Basura en el parking de un sector de escalada en plena temporada alta. Afortunademente esta imagen tiene 10 años y actualmente la zona se mantiene limpia. Foto / Ivan Torres

Cada vez son más las noticias sobre sectores de escalada en riesgo de cierre por la degradación del entorno o por comportamientos irresponsables. Sean o no los escaladores los culpables, hay muchas cosas que podemos hacer para disminuir el impacto y poder seguir disfrutando de nuestras escuelas de escalada y sectores favoritos. 

Todos sabemos que es necesario cuidar el medioambiente, pero nunca está de más hacer un pequeño recordatorio de cosas que podemos hacer para dejar menos huella. 

Yo he visto horrores en sectores de escalada, parkings y caminos. Siempre llevo una bolsa y unos guantes conmigo, cuando veo basura la recojo, si no lo hago no me quedo tranquila… Quizás el próximo que pase por ahí al verlo todo limpio -algo que siempre debería ser así- no tire nada al suelo, o al menos se lo pensará.

Los pequeños gestos cuestan bien poco y si todos los hiciéramos quizás dejaríamos de oír tantas noticias negativas en referencia a amenazas de cierre de sectores y demás. Cada día somos más escaladores pero el entorno sigue siendo el mismo y cada vez sufre más presión y estrés. 

Después de esta reflexión, me gustaría compartir algunos consejos que contribuirán al respeto del entorno en el que desarrollamos nuestra actividad, generar el mínimo impacto posible y evitar así posibles prohibiciones o regulaciones.

Cómo ser más sostenible en las zonas de escalada

  • No tirar ni dejar nada. Lleva siempre contigo una bolsa de basura (o algo similar) y no dejes rastro. De vuelta a casa, lo tiramos al contenedor que corresponda. Es así de fácil.
  • Los restos de productos orgánicos también son basura. Las pieles de la fruta, cáscaras de nueces o pistachos, etc. La mayoría de estos productos, a pesar de ser biodegradables, tardan mucho en desaparecer. Una piel de plátano, por ejemplo, ¡puede tardar hasta 2 años! La piel de la fruta tiene como objetivo proteger a ésta y unos de sus componentes principales es la celulosa, así que no se aleja mucho de los restos de un pañuelo de papel, sin ir más lejos.  
  • Cuando tienes que ir al lavabo… Todos hemos ido al «baño natural» y apostaría que la mayoría hemos encontrado el sitio donde va todo el mundo. Porque allí encontramos papeles, toallitas y otras cosas… ¡y es asqueroso! Si tienes que hacerlo, cava un agujero con un palo o una piedra, o incluso con una pequeña pala. Y el papel, por supuesto, debe volver a casa.
  • Las colillas. Otro desecho habitual en los sectores. Por favor fumadores, tened cuidado. A parte de poder provocar incendios, las colillas tardan años en degradarse, y además, los pájaros los pueden confundir con trozos de pan y mueren al ingerirlos. 
  • Las clecas y magnesio. Todos hemos escalado vías llenas de clecas, pero no hay que abusar. Las clecas sirven para marcar un pie clave o una presa escondida, pero cuando bajes de la vía cepíllalas y de paso, limpia las demás también. Solo te costará un par de segundos. Dejarás la vía más limpia para el siguiente escalador y si alguien quiere hacer un intento a vista, lo podrá hacer.  
  • Cuidado con el esparadrapo, también es basura. Cuando te lo quites, a la bolsa y a la basura. 
  • Al aparcar respeta las propiedades privadas, las vegetación y el paso de otros vehículos. Si tienes que aparcar un poquito más lejos mejor, ¡será tu calentamiento!

Comparte todos estos consejos con tus compañeros de escalada. Si todos nos esforzamos para mejorar nuestro comportamiento en los sectores de escalada, en la montaña en definitiva, podremos seguir por muchos años compartiendo lugares y experiencias mágicas.