16 de junio de 2024

Casi dos décadas de intentos

Didier Berthod le gana por fin la batalla a ‘Cobra Crack’ 5.14b (8c)

El emblemático escalador suizo cierra un círculo que abrió en 2005, cuando empezó a probar una vía que se acabó convirtiendo en su némesis. Casi dos décadas después, 'Cobra Crack' ya está en su libreta

Didier Berthod en Cobra Crack
Didier Berthod en Cobra Crack, la fisura más popular de Squamish. Foto / @pim.shaitosa
 

Si alguien se merecía encadenar Cobra Crack, ese era Didier Berthod. «No sé si es un capítulo que se cierra o un capítulo que se abre», ha escrito el suizo al anunciar su repetición de la fisura más popular de Squamish (Canadá). Berthod empezó a probar Cobra Crack en 2005, cuando todavía no contaba con ninguna ascensión. Tras dos meses de intentos y un aparatosa caída que lo apartó del proyecto, la primera ascensión llegó un año más tarde de la mano de Sonnie Trother. Pero Didier jamás se rindió…

Berthod ha dicho que este encadenamiento «marcará un gran punto de inflexión en el curso de mi existencia. Tras muchos intentos y dudas de todo tipo, por fin he encadenado Cobra Crack. Este día quedará grabado para siempre en mi trayectoria. No dejes nunca de soñar».

Cobra Crack vs Didier Berthod

Cobra Crack se hizo popular en gran parte al aparecer en la película First Ascent (Sender Films, 2006), en la que Didier Berthod probaba la vía y se podía ver con todo lujo de detalles los movimientos y los extremos empotramientos de dedos. Desafortunadamente, Cobra Crack le ganó el primer round a Didier. Sonnie Trotter acabó consiguiendo la primera ascensión de Cobra Crack en 2006. Se convirtió en la fisura más dura del mundo en ese momento.

Berthod era el principal referente de la escalada en fisura en la primera década de los años 2000. Realizó la primera ascensión de la todavía vigente Greenspit 8b+, en Valle dell’Orco (Italia), primero con las piezas de autoprotección previamente colocadas en 2003 y dos años después colocándolas en el encadenamiento; y en Indian Creek (Utah, USA) dejó joyas como Learning to fly y From Switzerland with love.

En 2006, contra todo pronóstico, dejó la escalada y se retiró a un monasterio localizado en el Cantón del Valais, en Suiza, convirtiéndose en monje franciscano.

En 2020 decidió abandonar la vida monacal y regresó a la escena de la escalada. Rápidamente estaba encadenando vías de hasta 8c de nuevo y en junio de 2023, en Squamish, realizó la primera ascensión de The Crack of Destiny.

Didier volvía al terreno con The Crack of Destiny y la tesis de que regresara a Cobra Rack cogía fuerza. Y se ha acabado haciendo realidad… En el segundo round, Didier Berthod le ha ganado la batalla.

Noticias relacionadas