Inicio Entrevistas Bernardo Giménez explica cómo se hizo “Silence 9c”, la película

Bernardo Giménez explica cómo se hizo “Silence 9c”, la película

Compartir
Adam Ondra probando 'Silence' 9c
Bernardo Giménez y Adam Ondra en la misma imagen. Cada uno con su trabajo Foto / Bernardo Giménez

Bernardo Giménez empezó su carrera como fotógrafo trabajando para un periódico. Su temprana pasión por la montaña y los deportes al aire libre lo llevaron a viajar y muy pronto su trabajo se convirtió en un reflejo de su estilo de vida.

Bernardo se considera fotoperiodista aunque también es un fanático de la escalada y del esquí. Durante su carrera ha tenido el privilegio de trabajar con los mejores escaladores del mundo y ha capturado, tanto en fotos como en vídeo, algunos de los momentos más memorables de la historia de la escalada.

Su último trabajo ha sido la dirección de la película Silence, que explica la historia del primer 9c, encadenado por Adam Ondra en Noruega, en septiembre de 2017. El film se estrenó el pasado 23 de febrero.

Fotograma de la película Silence Adam Ondra
Fotograma de la película “Silence” Foto / Bernardo Giménez

Hemos hablado con Bernardo Giménez para que nos explique algunos detalles de la dirección y realización. Así se hizo Silence.

“Me interesaban dos cosas: contar la historia completa y hacer un documental que pudiera ser visto por gente que no escala o que escala muy poco”

¿Cuándo empezastes a grabar a Adam en ‘Silence’? Ha estado probando la vía durante varios años.

Yo llegué a Flatanger dos días antes de que Adam encadenara la ruta. Un poco antes de mí estuvo otro cámara filmando un poco los primeros intentos de esta temporada y un poco también la frustración con la que Adam se enfrentaba. En todo caso, el documental incluye solo material del año pasado.

¿Has contabilizado las horas de grabación?

No tengo idea. Yo estuve en Noruega por tres semanas, aunque algunos días los dedicamos solo a foto fija. También estuvimos un día en Brno, en República Checa, para filmar un poco del entrenamiento específico. Más dos semanas en el penúltimo viaje.

Andra Ondra entrenando en Brno
Sesión de rodaje en Brno Foto / Bernardo Giménez

¿Tenías claro cómo enfocar el documental en cuanto al argumento? ¿Ha intervenido Adam en el proceso creativo o has tenido plena libertad?

Sí. Me interesaban básicamente dos cosas: contar la historia completa (vídeos de rutas difíciles hay demasiados en la red) y hacer un documental que pudiera ser visto por gente que no escala o que escala muy poco, y que también les resultara interesante. Al mismo tiempo tenía que mantener a la audiencia de escaladores contenta. Conseguir ese balance ha sido lo mas difícil.

Por suerte, y como siempre, he tenido plena libertad. Aunque, por supuesto, íbamos compartiendo impresiones con Adam durante el montaje.

“Una cosa que me gusta mucho de Adam es la inquebrantable ética que tiene para escalar”

¿Cómo es trabajar con Adam?

Fácil, muy fácil. Adam no solo es bueno para escalar, afortunadamente. También entiende bastante bien el proceso necesario para hacer una buena foto o lograr una secuencia de vídeo. Incluso, a veces, antes de llegar yo al lugar, lo llamo por teléfono y él me explica las posibilidades que tendré para filmar o hacer fotos, y la mayoría de la veces es correcto.

Es muy colaborativo y jamás se queja, incluso si le pido repetir una secuencia varias veces, aunque es algo que intento evitar.

Una cosa que me gusta mucho de Adam es la inquebrantable ética que tiene para escalar, algo que personalmente considero super importante en un escalador. Eso hace que mi trabajo sea más ético y placentero.

Bernardo Giménez en Flatanger
Trabajando con las últimas luces del día Foto / Col. Bernardo Giménez

Teniendo en cuenta que se trata de una vía que va prácticamente al completo por un techo, ¿cómo has trabajado para grabar?

He intentado mantener las cosas simples. Para el trabajo desde cuerdas fijas solo he añadido un bolt y me he valido de reuniones y seguros de otras rutas para moverme por la pared. Tampoco tengo reparos para filmar desde el suelo.

En tu vídeo de ‘Mind Control’, donde Ondra escala la vía a vista, ideaste un sistema para poder grabar todo el encadenamiento seguido. ¿Has hecho algo similar para ‘Silence’?

No, ese sistema no queda bien en todas las rutas. ‘Silence’ es muy larga y extremadamente desplomada. Armar un sistema de esas características supondría muchísimo trabajo y escasas garantías de funcionamiento. Además, queríamos tener el encadenamiento real, crudo.

No queríamos recrear la ruta para la cámara y simular el encadenamiento, cosa que conseguimos. El rotpunkt que se ve en la película es en tiempo real, solo he cortado un descanso de rodilla que era demasiado largo y requería un cambio de ángulo de cámara. Por eso, utilizar un sistema con unas posibilidades de fallar tan altas no era opción. Además, la ruta es muy a bloque por lo que un plano secuencia de ese tipo no es tan interesante.

“El encadenamiento está filmado en tiempo real”

¿Qué equipo has utilizado?

Hemos utilizado una cámara para cine digital BlackMagicDesign Ursa Mini y también una Sony A7 R II. Algunos micrófonos fijos y móviles  y dos drones. Los drones los hemos utilizado muy poco la verdad.

Adam Ondra blanco y negro
Adam Ondra desde otro punto de vista
Foto / Bernardo Giménez

La última escena de la película es una maravilla.

Teníamos drones, y aunque no me gustan mucho, había que usarlos para algo. Se me ocurrió que la escena final mostrara el ambiente que rodea la escena del encadenamiento. El encadenamiento está filmado en tiempo real, pero la escena del drone está hecha dos días más tarde.

¿Nos puedes explicar alguna anécdota que sucediera durante los días de grabación?

El día que Adam encadenó fuimos directos al supermercado a comprar un poco de vino y varias cervezas para festejar.

En Noruega el alcohol está muy controlado y paga muchísimos impuestos, por lo que es sumamente caro. Pero el problema no fue el precio. Era sábado, y los fines de semana no venden alcohol. Ni caro ni barato. No hubo manera de que nos lo vendieran. Explicamos nuestra situación (Adam Ondra, ‘Silence’, 9c, etc…) y la cajera del supermercado nos aconsejó que pidiéramos cerveza a nuestro vecino. Así que eso hicimos y pudimos brindar por la noche.