Adam Ondra repite ‘Furia de Jabalí’ 9a+, en Siurana

Adam Ondra escalando en Siurana

Adam Ondra se ha apuntado la cuarta ascensión de Furia de Jabalí, en Siurana. El escalador checo lo ha conseguido en una corta visita a la escuela catalana, donde ha escalado cinco días. Ondra ha confirmado la propuesta a la baja para Furia de Jabalí, coincidiendo en el 9a+ que le dieron Alex Megos y Jakob Schubert, primer y segundo repetidor, respectivamente.

Furia de Jabalí es una vía equipada por Beto Rocasolano, que conecta con la sección final de Jungle Speed. La primera ascensión se la llevó Will Bosi a principios de 2021, cuando protagonizó una excelente campaña entre las escuelas de Siurana y Margalef. El escocés le dio un grado de 9b, comparándola con La Capella, vía localizada en el sector de nombre homónimo. En ese momento La Capella era la única referencia en el grado para Bosi, ya que era el único 9b que había encadenado hasta entonces, en febrero de 2020. Los posteriores rotpunkts de Megos y Schubert, y ahora el de Ondra, han acabado por consolidar la vía en el 9a+.

Adam llegó en forma a Siurana después de encadenar Taurus 9b , en Moravský kras (República Checa), y The Lonely Mountain 9b, en Arco (Italia), en un lapso de solo una semana. Su objetivo principal era encadenar King Capella 9b, pero ésta se le resistió más de lo previsto: «King Capella me tumbó en el crux en numerosas ocasiones, pero en mi último día pude encadenar Furia de Jabalí, una vía corta, explosiva y de dedos. La hice con el método de Will en el crux, pero en la travesía hacia la izquierda utilicé otro método, probablemente más fácil. Con mi método y estatura creo que es un 9a+ duro; para escaladores más bajos puede ser un poco más dura, pero no 9b».

Además de Furia de Jabalí, Adam Ondra ha encadenado en Siurana: Palíndrom 8c a vista y poniendo cintas; La Pequeña Mowgli 8c a vista y poniendo cintas (8b+ según el checo); y cinco vías más entre el 8a+ y el 8c, a vista o al segundo intento.

Los actuales patrocinadores de Adam Ondra

Adam Ondra anunció a finales de 2021 que abandonaba Black Diamond. La noticia causó gran expectación y todos esperaban que el de Brno anunciara en breve su nuevo patrocinador de material. De momento no hay noticias respecto a este tema, pero sí que sabemos que Euroholds ha activado un patrocinio con él.

Por otra parte, la marca italiana de ropa de montaña Montura tampoco aparece entre las mencionadas en el perfil de Adam en Instagram, donde solo aparecen La Sportiva y Euroholds. ¿Estará abierto el mercado de fichajes para Adam Ondra?

5 películas de escalada y alpinismo disponibles en las plataformas en 2022

The Wall película escalada

La escalada y el alpinismo cada vez están más presentes en las grandes plataformas de contenidos audiovisuales. Esto se debe, en parte, al éxito comercial de películas como The Dawn Wall (2017) o la ganadora del Oscar Free Solo (2018), que consiguieron acercar la escalada al gran público.

Entre los últimos compases de 2021 y el inicio de 2022, varias películas han tomado el relevo a las antes citadas y han empezado a subir posiciones entre las más vistas por los usuarios abonados a las diversas plataformas. La escalada está de moda, mientras que el alpinismo siempre ha atraído a una parte de la sociedad debido a componentes como la aventura, el riesgo o la belleza de los escenarios donde transcurren las ascensiones.

Aquí tienes cinco películas de escalada y alpinismo que puedes ver en 2022 en las diferentes plataformas audiovisuales.

The Wall – Climb for Gold (2022)

 

The Wall – Climb for Gold sigue a las escaladoras de élite Janja Garnbret, Shauna Coxsey, Brooke Raboutou y Miho Nonaka, a lo largo de dos años extraordinarios. Están luchando por conseguir un billete para los Juegos Olímpicos de Tokio, cuando explota una pandemia mundial que lo para todo y obliga a posponer los Juegos. Las cuatro escaladoras tienen que enfrentarse a sus demonios mentales y físicos. La película revela una visión sorprendente, íntima e inspiradora, que enseña qué significa ser olímpica y en el fondo, ser humano.

Disponible en Apple TV

 

La Cumbre de los Dioses (2021)

 

La Cumbre de los Dioses es una película de animación francesa basada en la serie de manga japonesa del mismo nombre de Jiro Taniguchi. La película está dirigida por Patrick Imbert y se estrenó en el Festival de Cine de Cannes de 2021.

A partir del histórico intento de George Mallory y Andrew Irvine por escalar el Everest en 1924 se hila una historia en la que, 70 años después, Makoto Fukamachi, un joven reportero japonés, se encuentra con un misterioso alpinista llamado Habu Joji, en cuyas manos Fukamachi cree ver la cámara de Mallory; lo que podría revelar si Mallory e Irvine realmente fueron los primeros en escalar el Everest.

Disponible en Netflix

 

The Alpinist (2021)

 

The Alpinist fue una de las sensaciones de 2021. La película llegó a España a finales del año pasado y próximamente empezará una gira por toda la Península para poder disfrutar del film tal y como se merece, en pantalla grande. Para los que no puedan asistir a alguna de las proyecciones, la película protagonizada por Marc-André Leclerc está disponible en Filmin.

Dirigida por Peter Mortimer, quien también narra la historia, The Alpinist es un relato sincero del Leclerc alpinista pero también persona humana. La película sorprende a cualquier espectador por los riesgos que el escalador canadiense asumía en sus ascensiones pero también por su manera de afrontar la vida en general. Como decía Quim Hernández en una crítica sobre la película: «The Alpinist no dejará a nadie indiferente y a muchos nos planteará preguntas, pocas respuestas y algunas reflexiones».

Disponible en Filmin

 

Los 14 ochomiles: No hay nada imposible (2021)

 

Nirmal Purja lanzó en 2019 el proyecto Project Possible 14/7, que consistía en ascender las 14 montañas más altas de la Tierra en siete meses. Muchos lo tomaron por loco, otros creyeron en él. Finalmente no necesitó los siete meses previstos y en un periodo de seis meses y seis días consiguió coronar los 14 ochomiles.

Los 14 ochomiles: No hay nada imposible, dirigida por Torquil Jones, narra la gesta de Nims y su inseparable equipo, luchando contra los elementos y en algunas ocasiones contra barreras burocráticas y económicas para hacer realidad el sueño de toda una vida.

Disponible en Netflix

 

Al Otro Lado de la Cuerda (2018)

 

Al Otro Lado de la Cuerda es la producción más antigua de las cinco que presentamos en esta lista, pero quizás pasó desapercibida para muchos en su momento. Afortunadamente, ahora está disponible en Amazon Prime.

El documental, dirigido por Javier Valero, tiene como protagonistas a algunos de los escaladores más destacados hoy en día en el ámbito de las grandes paredes en los Pirineos. Los hermanos Ravier, Christian Ravier, Ekaitz Maiz, Mikel Zabalza, Arkaitz Yurrita, Eneko César y Unai Mendia hablan sobre ética, valores y la naturaleza de la misma escalada y muestran el lado desconocido de la escalada en los Pirineos.

Disponible en Amazon Prime

La historia de Hamish Potokar y ‘El Elegido’ 8B+/C

Hamish Potokar en El Elegido

«Escogí El Elegido porque me apetecía tener un proyecto, una especie de reto en La Pedriza o en algún otro sitio cerca de Madrid. No tenía coche, así que el único medio que tenía para llegar hasta los sectores era el autobús. El Elegido era perfecto porque podía llegar al bloque fácilmente desde Madrid. Salir de mi trabajo al norte de la ciudad y estar ahí en unos 40 minutos», explica Hamish Potokar al principio del vídeo que documenta su ascensión de El Elegido 8B+/C.

Hace unos días explicábamos quién es Hamish, un británico de 25 años que vive en Madrid desde hace un año y que se ha propuesto encadenar todo lo que esté a su alcance en la zona centro. Algunos problemas de octavo grado aún no ha podido probarlos. No por no querer, sino porque no disponer de un vehículo propio para moverse le ha limitado a la hora de escoger los proyectos.

El Elegido es uno de los problemas de boulder más duros de la zona centro, el más difícil de La Pedriza, y para Potokar se encuentra entre sus ascensiones favoritas, a la altura de clásicos del Peak District (Reino Unido) que están en su libreta como The Ace 8B o Voyager 8B.

Deseado por muchos, la del británico ha sido la tercera ascensión de El Elegido, una línea con primera de Beto Rocasolano en diciembre de 2017 y que Nacho Sánchez repitió en octubre de 2018. Hamish dice que «el bloque empieza desde una presa buena, algo que siempre se agradece, y sigue por unos agarres malos hasta que tienes que balancearte para realizar un taloneo bien extraño. Si te quedas de ahí coges un agarre ínfimo y después otra presa pequeña. Es la parte más dura del bloque, 8B probablemente, aunque es difícil de graduar ya que los movimientos son surrealistas».

Además de El Elegido, Hamish Potokar ya suma en la zona centro otros problemas de bloque como Airbus 8A+, Lemento 8A+, Far Away 8A+, Fotofobia sit, 8B según él, o El Lado Oscuro de la Fuerza, 8B según su opinión también.

Así funciona el nuevo sistema combinado que propone la IFSC para París 2024

Natalia Grossman escaladora

5 de agosto de 2021, final combinada de escalada en los Juegos Olímpicos de Tokio. Además de tener una televisión u ordenador delante para seguir la evolución de tan ansiada e histórica final, otro objeto era esencial para poder entender la competición con exactitud: la calculadora.

A veces es interesante dar un paso atrás y tomar una foto global de un evento de esta magnitud, es decir, ser objetivo y hacer un buen screening del impacto social en general, y específicamente en la comunidad escaladora, y sacar así conclusiones, aparte de las consideraciones técnicas del evento en sí.

Si nos ajustamos estrictamente a la parte técnica, el evento fue perfecto (o casi). Lo que pretendía el Comité Olímpico Internacional (COI) juntamente con la International Federation of Sport Climbing (IFSC) era conseguir una clasificación ordenada y sin empates, y así fue. Técnicamente incuestionable. Si bien la final femenina tuvo una clara dominadora, Janja Garnbret, la final masculina arrojó una emoción final incuestionable con un giro de guión brutal e inesperado en la disciplina de dificultad.

El tema cambia si entramos en las redes sociales y leemos algunos de los comentarios, donde la crítica se centró en la modalidad de velocidad, y sobre todo en la puntuación utilizada en la combinada. Comentarios como “vaya chapuza combinar la velocidad con boulder y dificultad” o “no hay quien entienda el sistema de puntuación” asaltaron las redes sociales.

Sorprendente o no, según como se mire. Al final no se trata de si las críticas tienen razón de ser o no, simplemente no debían tener toda la información y el background histórico para opinar.

El sistema combinado se formuló en una comisión especial de IFSC dedicada a ello en 2017 y ya se utilizó en 2018 en el Campeonato del Mundo celebrado en Innsbruck, y en 2019 en Hachioji, siendo la prueba de la ciudad nipona el principal evento que dio plazas olímpicas para Tokio 2020. Así mismo, a finales de 2019, el evento preolímpico celebrado en Toulouse, y los campeonatos continentales celebrados en 2020 dieron el resto de plazas olímpicas. En todos ellos, el sistema de puntuación fue idéntico y no hubo en este sentido ninguna crítica técnica al sistema. Hablamos, claro, del sistema en que la posición obtenida en cada una de las tres modalidades se multiplicaba y el orden clasificatorio iba de la menor a la mayor puntuación, siendo obviamente la menor puntuación la que otorgaba la victoria. La finalidad de este sistema: clasificación ordenada y sin empates. Perfecto para el COI.

Por otra parte tenemos el sistema combinado. Una competición con las tres modalidades conjuntas fue la condición más importante desde el COI para la entrada de la escalada en los Juegos. Un “peaje” consistente en un solo set de medallas por género, nada más. Obviamente, el COI no quería jugársela dando tres sets de medallas sin estar seguro que este “nuevo” deporte en la familia olímpica tendría un impacto mediático. ¡Y vaya si lo obtuvo! Con anterioridad a la pandemia solo dos deportes habían vendido todas las entradas, el tenis y la escalada.

Poco antes de Tokio ya se comunicó oficialmente la continuidad de la escalada en los Juegos Olímpicos de París 2024. Finalmente, el 5 de agosto de 2021 la escalada alcanzó una repercusión mediática global. Ese día fue el deporte más visto de todos los Juegos y las audiencias generales se dispararon. La escalada ya es mainstream y el boom de la escalada en los rocódromos, el fenómeno del año en nuestro deporte.

A pesar de todo, siempre hay pros y contras. Los pros surgieron en una final masculina de dificultad impredecible, sorprendente y emocionante.

Si bien el sistema de puntuación diseñado fue bueno y funcionó como se esperaba, no resulta rápido de calcular ni entendible para un público general; de ahí la confusión en la final masculina del 5 de agosto. Si Jakob Schubert hubiera quedado por debajo, Adam Ondra habría sido campeón; al encadenar Jakob, él era medalla y Alberto Ginés se proclamó campeón olímpico.

Pero el 5 de agosto ya es historia y todos estos datos técnicos y todas las estadísticas de redes sociales y de impacto mediático han sido analizados por la IFSC. Todo está calculado, aunque no lo parezca. Los datos de audiencias, que modalidades tuvieron más repercusión, etc.

Hamish McArthur escalador
Hamish McArthur, un nombre a tener en cuenta en los próximos años. Foto / Col. IFSC

Nuevo formato combinado en los Juegos Olímpicos de París 2024

Así, ya antes de la celebración de Tokio 2020, una comisión específica de la IFSC se puso a trabajar en lo que será el sistema combinado de París 2024: boulder y dificultad. Velocidad contará con su propio set de medallas independientemente de la modalidad combinada. Para que en Los Ángeles 2028 se puedan tener tres sets de medallas separadas por cada modalidad es muy importante que el sistema combinado en París 2024 sea entendible para la comunidad no escaladora y esperemos que sea como mínimo igual de emocionante que en Tokio. La escalada en los Juegos Olímpicos sigue su propia evolución.

Un sistema combinado de tres disciplinas es fácil, pues la probabilidad de empates desaparece, pero no es así en un sistema combinado de dos disciplinas.

Esta comisión de la IFSC (un pequeño grupo de trabajo), que se creó a principios de 2021, analizó en una gran cantidad de deportes los diferentes formas de puntación. Se han desarrollado infinidad de simulaciones de competiciones pasadas con diferentes sistemas de puntuación para observar, por un lado, cuál es más justo, cuál es más entendible y cuál da como resultado una clasificación ordenada sin empates.

De todo el trabajo de esta comisión surgió el comunicado que IFSC lanzó a finales de diciembre de 2021 sobre del sistema que se utilizaría en París 2024. A nivel europeo, por ejemplo, el sistema ya había sido explicado a las federaciones nacionales en una reunión telemática a finales de noviembre y también analizado en la Asamblea General IFSC Europe; pero no será hasta marzo, en la Asamblea General IFSC que tendrá lugar en Salt Lake City, cuando se someterá a la aprobación de todas las federaciones.

También es cierto que, durante los meses pasados, aparte de la comisión que se ha encargado de realizar el nuevo sistema de puntuación, las diferentes comisiones existentes en la IFSC (Judge Commission, Sport Commission y Rules Commission) siguen aportando sus conclusiones al nuevo formato, pero hasta marzo no se presentará el formato final que puede, o no, sufrir alguna variación respecto al publicado recientemente.

A pesar de la provisionalidad, sí se puede afirmar que el nuevo formato combinado de boulder y dificultad se basará en el rendimiento del deportista; un rendimiento reflejado en forma de puntos que se irán sumando durante la participación de cada atleta. Así, un máximo de 100 puntos por modalidad y en total un máximo de 200 puntos será la puntuación que se otorga a un competidor. A partir de esta puntuación, podemos desglosar a grandes rasgos cómo funcionará:

Boulder

– Máxima puntuación: 100 puntos.
– 4 bloques por ronda, con la inclusión (novedad en el formato olímpico solamente) de 2 zonas y un top.
– Máxima puntuación por bloque: 25 puntos. 3 puntos por la zona baja; 5 por la zona alta; y 25 por el top.
– Cada intento fallido al top descuenta 0,1 puntos.

Dificultad

– Máxima puntuación: 100 puntos.
– 1 vía por ronda.
– Desde el top, los últimos 15 movimientos otorgan 5 puntos por presa conseguida; los 10 movimientos previos 2 puntos por presa; y los 5 movimientos anteriores a todos los otros, 1 punto por presa.
– Con anterioridad a los últimos 30 movimientos de la vía no se otorgarían puntos.

Este sistema sigue en estudio constante, intentando que cualquier casuística pueda ser contemplada en el sistema.

Con toda esta información del nuevo sistema combinado, que cada persona extraiga sus propias conclusiones. Si bien la esencia o filosofía del bloque siempre ha sido la de resolver el problema (un todo o nada), la inclusión de dos zonas podrá definir más la clasificación final. Además, la “codificación” de estas zonas y tops en puntos, junto a una mínima penalización en los intentos, nos dará una puntuación más acorde al rendimiento del deportista.

En dificultad, la progresión del competidor en la vía le irá añadiendo puntos, de forma que en una hipotética final masculina con Jakob Schubert en busca de la medalla, por ejemplo, las matemáticas se harán más fáciles para la audiencia general.

Aida Torres escaladora
Aida Torres, especialista en boulder, tiene entre sus objetivos estar en París 2024. Foto / Víctor Rodríguez

Ensayos previos a París 2024

Tal y como se ha publicado, este sistema será utilizado en agosto en el Campeonato de Europa de Escalada, en Múnich, y en un evento combinado que se realizará en Chongqing, en China, del 6 al 9 de octubre. Además, no se descarta que la IFSC realice alguna otra prueba del sistema en algún otro evento.

Toda la información que se extraiga de estos eventos será fundamental para tener un formato final en 2023 y primavera 2024, cuando se disputarán las competiciones que otorgarán las plazas de París 2024. Solo podemos añadir (sin hacer spoiler de ningún tipo) que en la IFSC el debate sigue internamente.

Si hacemos una fotografía global, la escalada es un deporte muy nuevo en competición, que ha tenido una gran evolución en los últimos años; desde un circuito muy estable de las respectivas copas del mundo hasta los Juegos Olímpicos de Tokio. Todavía es un deporte en constante cambio y con unas adaptaciones reglamentarias en busca de un producto que sea atractivo y espectacular, pensando, como no, en el deportista y en la propia competición.

Gabriele Moroni encadena ‘Trofeo Dell’Adriatico’ 9a+, un proyecto que empezó David Lama

Gabriele Moroni escalando en Arco

Gabriele Moroni ha firmado la primera ascensión de Trofeo Dell’Adriatico, en Arco. El escalador italiano ha propuesto una dificultad de 9a+ para una vía localizada en el sector Hotel Olivo que había quedado en el olvido y que en su día equipó el desaparecido David Lama.

Moroni ha relatado la historia sobre esta vía en su perfil de Instagram :»Todavía recuerdo aquella noche en Chamonix. Estaba viendo las finales de la Copa del Mundo de Dificultad y de repente me encontré a David Lama. Le pregunté: «¿Qué tal, tío? ¿Qué haces por aquí?» David respondió: «Estoy escalando en el Mont Blanc». Entonces me dijo que debería ir a echar un vistazo a una vía que acababa de equipar en Arco y que no había tenido tiempo de acabar».

Han pasado 10 años desde esa conversación que Moroni y Lama mantuvieron en Chamonix y el italiano cuenta que «después del primer confinamiento, en 2020, me motivaba invertir algún tiempo en cosas nuevas. Me vino a la mente ir a probar la vía de Hotel Olivo. Cuando llegué inmediatamente me di cuenta que era necesario algo de trabajo para poder escalar la línea y después de varias sesiones ya fue posible. La calidad de la roca y los movimientos son extraordinarios y los agarres apenas están ahí para convertir a la vía en un gran reto».

«He podido cerrar el proyecto y espero que reciba la atención que merece. En mi opinión es una de las mejores vías duras de la zona»

El italiano ha invertido casi dos temporadas para poder acabar lo que Lama empezó. Comenta Gabriele que «los escaladores locales y otros foráneos sabían que estaba invirtiendo muchos días y energía en intentar encadenar la vía y siento mucho respeto por que me dejaran tiempo para acabarla. Algunos días sentía la necesidad de hacerla rápidamente para dejar que otros la probaran y disfrutaran de ese paño de roca, pero por otra parte quería ser el primero en escalarla en honor a David. Ahora he podido cerrar el proyecto y espero que reciba la atención que merece. En mi opinión es una de las mejores vías duras de la zona».

Trofeo Dell’Adriatico no es el primer 9a+ que encadena Gabriele Moroni. En su libreta cuenta con otras vía del mismo grado como Naturalmente, en Camaiore (Italia), o Demencia Senil, en Margalef.

Hamish Potokar, un británico partiéndolo todo en la zona centro

Hamish Potokar haciendo boulder en La Pedriza

Hamish Potokar es lo que se conoce en el mundo anglosajón como un dark horse, que, sin traducción literal, podría ser algo así como el caballo de carreras ganador en la sombra; un escalador que no cuenta con patrocinadores, vive alejado de los focos mediáticos y al que solo le importa escalar, más allá de los grados y la opinión del resto. Potokar es de Bristol (Reino Unido), tiene 25 años y vive en Madrid desde hace un año.

Repasando su trayectoria como especialista en boulder, el británico tiene en su haber líneas como Brad Pitt 7C+, The Ace 8B, Voyager 8B, Firefighter 8B o Spaceship 8B+, todas en su país. Desde que llegó a Madrid su lista de ascensiones destacadas ha aumentado considerablemente y el propio Hamish incluye entre los mejores problemas que ha encadenado clásicos como Soyuz 8B+ o El Elegido 8B+/C.

Con la zona centro como terreno de juego, además de los dos bloques nombrados, Potokar también se ha apuntado ya El Lado Oscuro de la Fuerza, Fotofobia sit o Airbus. Respecto a estas tres líneas, el de Bristol ha opinado que estarían un plus por debajo de lo propuesto por el resto de ascensionistas.

Segunda repetición de El Elegido

El Elegido es uno de los problemas de boulder más duros de la zona centro y para Hamish está en su top 10. La primera ascensión de este bloque se la llevó Beto Rocasolano en dicembre de 2017 y en octubre de 2018 lo repitió Nacho Sánchez. La del británico ha sido la segunda repetición.

Localizado en La Colmena, en La Pedriza, El Elegido entra por la la derecha de Katalefas 8A y sale por éste mismo. Es un problema de resistencia, similar a Charlotte en este sentido, localizado también en La Pedriza, aunque curiosamente no ha recibido la misma atención por el momento. Tanto Beto como Nacho y Hamish Potokar coinciden en que la dificultad de 8B+/C sería la correcta.

Mantendremos a Hamish Potokar bajo el radar. La temporada promete.

Geila Macià alcanza el 8c con ‘La Fabelita’, en Santa Linya

Geila Macià escalando en Santa Linya

Geila Macià se ha apuntado su primera vía de 8c con La Fabelita, en Santa Linya. La escaladora catalana tiene 13 años, cumplirá 14 en marzo, y ha pasado del 8a al 8c en solo tres años. Geila dice que «ha sido un proceso bastante difícil, con momentos complicados, otros divertidos. He tenido que tomármelo con calma, era cambiar de letra e inicialmente pensé que era algo que no creía que fuera posible».

En 2021, la mayor de las hermanas Macià, encadenó varias vías de 8b y también sumó su primer 8b+, Àgora, en Sadernes. En el ámbito de la competición, que combina buscando el máximo equilibrio con la escalada en roca, el año pasado se proclamó campeona de España en dificultad y velocidad y fue subcampeona en la disciplina de boulder. Además se llevó el título de campeona en la Copa de España de Dificultad en la categoría sub-14. En 2022 pasará de categoría y empezará a competir en la sub-16.

Berta Martín, madre de Geila: «Pensábamos que La Fabelita sería un proyecto que se alargaría en 2022 porque empezamos la pretemporada de entrenamientos y empezaría a estar más cansada»

El camino hasta la cadena de La Fabelita

Berta Martín, madre de Geila, nos explica el proceso que ha llevado a la joven escaladora hasta la cadena de La Fabelita: «Antes de Navidad decidimos hacer un descanso de los entrenamientos. Todos somos escaladores en casa y necesitábamos salir a escalar en roca. Geila se lo tomó con calma y sin presión. En Santa Linya hizo Trio Ternura 8a en dos pegues, 7c+ al flash y 7c a vista. Entonces la animamos a probar los pasos de La Fabelita. Yo la había probado y sabía que le gustaría. Se sintió cómoda, así que seguimos visitando la Cova Gran durante las vacaciones navideñas. Pensábamos que sería un proyecto que se alargaría en 2022 porque empezamos la pretemporada de entrenamientos y empezaría a estar más cansada».

Con el proyecto en mente y sin presión, «el pasado domingo, 16 de enero, escaló toda la sección difícil y llegó al reposo. Geila tiene una fuerte determinación y demostró un gran nivel físico y mental en la vía. Aguantó de reposo en reposo hasta que llegó a la reunión. Lo de los reposos es muy relativo, ya que ella recupera en puntos surrealistas, francamente».

Ante una progresión tan rápida entre los 10 y los 13 años, le preguntamos a Berta si su hija se ha planteado ser profesional de la escalada en un futuro: «El sueño de Geila no está en la escalada. Está estudiando ESO en una escuela donde imparten Bachillerato Artístico. A ella le gusta el mundo del teatro y el cine, y esa es su máxima aspiración. Es una estudiante excelente y no tenemos duda que sea lo que sea lo que decida hacer en un futuro, lo hará con alegría y determinación».

A la espera de que se publique el calendario de competiciones nacionales y autonómicas, Gelia Macià también podría debutar en 2022 en el circuito oficial de competiciones internacionales. «Esta temporada nos centraremos en la competición, más que nunca», confirma Martín, y matiza que «si surgen proyectos en roca veremos cómo lo gestionamos con los entrenamientos. Israel Macià, su padre, y yo estamos 100% dedicados a ella. Con lo que sea, yo, como madre y entrenadora, priorizo cualquier cosa para su bienestar y progresión. El mundo de la escalada es competitivo, pero también lo es en otros aspectos de la vida, como en los estudios o el trabajo. Es la realidad, remas o te quedas atrás. Así que todos a una y a remar».

La familia Macià-Martín vive alrededor de la escalada en todos los sentidos. Berta reconoce que disfruta entrenando a escaladores adolescentes. «Soy muy exigente y a veces es difícil encontrar el equilibrio entre ser madre y entrenadora, pero con mucha ayuda hemos aprendido a seguir el mejor camino en nuestra relación madre/entrenadora e hija. Israel y Giol, el hermano mayor de Geila, son un apoyo externo y pacificador cuan hace falta y Alma, la más pequeña de la familia, es el elemento que lo cohesiona todo», concluye Berta Martín.

Angie Scarth-Johnson, primer 8A femenino de boulder de La Pedriza

Angie Scarth-Johnson haciendo boulder en La Pedriza

Angie Scarth-Johnson ha encadenado Nolekita 8A, en La Pedriza. Esta línea se encuentra en el sector Depósitos Oeste y es el primer problema de boulder de 8A que encadena una mujer en La Pedriza. Las dos ascensiones destacadas anteriores las protagonizaron Mari Alarcón e Iziar Martínez, con cuatro años de diferencia, al encadenar El Viajero 7C+.

«Ha sido la primera vez que hacía boulder en La Pedriza y me ha sorprendido la cantidad de bloques que hay allí. Ha sido muy bonito poder contemplar el paisaje y escalar allí. Nolekita es una línea en diagonal perfecta de movimientos muy precisos. Tienes que pensar constantemente en la tensión corporal en cada paso. En la última sección tienes que luchar cuando ya vas cargada para no caer», explica Angie en el vídeo realizado por Talo Martín que la australiana ha publicado en su canal de YouTube.

Los registros de Angie Scarth-Johnson

Angie Scarth-Johnson mantiene una estrecha relación con las escuelas de escalada españolas desde bien joven. A los 11 años de edad, en 2016, encadenó Speed Baby 8b+, en Margalef, y posteriormente Welcome to Tijuana 8c, en Rodellar. Ese mismo año, también en Margalef, se anotó L’Espiadimonis 8c y su primer 8a a vista, Pollastre de Granja.

Con 12 años recién cumplidos llegó el primer 8c+ para Angie. Fue en Red River Gorge (Kentucky, USA), donde tachó Lucifer. Ya con 14, en abril de 2019, volvió a Margalef, donde repitió en el 8c+ con Pedra, Paper, Tisora 8c+.

Una vez completado este ciclo de escalada en roca, Scarth-Johnson se centró principalmente en la competición con la intención de conseguir un billete para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio. Su sueño no se pudo hacer realidad, aunque se quedó muy cerca, consiguiendo la segunda plaza en el Campeonato de Escalada Continental de Oceanía. Solo había un billete y se lo acabó llevando Oceana Mackenzie, que ganó el campeonato.

Desde entonces la australiana, que vive en Catalunya desde hace más de un año, ha enfocado su carrera a la escalada en roca. Con Margalef como principal terreno de juego, allí realizó su primer 9a, Víctimes del Futur, en septiembre de 2021.

El año pasado también compitió en algunas pruebas de la Copa de España de Dificultad y a día de hoy cuenta con varios proyectos que sigue trabajando con constancia y motivación. Nolekita es una línea más en su lista de encadenamientos, que esperemos que motive a otras escaladoras a probar problemas de octavo grado en La Pedriza.

 

Lorenzo Puri, primera repetición de ‘Lemento sit’

Lorenzo Puri escalando en La Pedriza

Lorenzo Puri se ha llevado la primera repetición de Lemento sit, en La Pedriza. El escalador italiano, que actualmente vive en Madrid y trabaja como equipador en Sharma Climbing Madrid, ha necesitado cinco sesiones para tachar el que se considera uno de los problemas de boulder más duros de La Pedriza.

«El proceso ha sido extraño, ya que después de sentirme bien durante las primeras jornadas tuve que dejar de probarlo, primero porque tuve covid y posteriormente por las malas condiciones. Después de estar cerca de encadenarlo en mi cuarta sesión, tuve que esperar una más. El día del encadenamiento ha sido perfecto. Una buena compañía y condiciones, la piel en buen estado y una  mentalidad en modo a muerte me han ayudado a encadenar la línea en mi primer intento tras haber calentado», ha comentado Puri.

Carlos Ruano se encargó de firmar la primera ascensión de Lemento sit en marzo de 2019. El escalador madrileño propuso una dificultad de 8C para el inicio sentado de un clásico que los hermanos Olcina establecieron hace más de diez años en su versión de pie. Respecto al grado, Lorenzo ha dicho que «el inicio sentado implica cuatro movimientos más sobre unas presas realmente pequeñas; esta sección sería 8A. Creo que la línea completa podría ser 8B+».

El italiano de 26 años acostumbra a combinar la escalada deportiva con el boulder, aunque últimamente es esta última disciplina la que más practica, debido a la gran cantidad de posibilidades que ofrece la zona centro. En agosto de 2020 encadenó su primer 9a, Condé de Choc, en Entraygues (Francia), y en bloque cuenta con líneas como Vecchio Leone y General Disarray, ambas 8B, en Brione (Suiza); Highlander 8B+, en Sustenpass (Suiza); o Helicopters On Beaches 8B, en Albarracín.

Varios escaladores más están probando Lemento sit y han coincidido con Lorenzo Puri, así que pronto podrían haber nuevas noticias.

Alex Garriga se anota la tercera ascensión de ‘Frenesí’ y prefiere el 8c+/9a

Alex Garriga escalando en Margalef

Alex Garriga ha pasado unos cuantos días escalando en Margalef, de donde se ha marchado con un buen número de vías tachadas. Las más destacadas han sido Pal Norte 8c+/9a y Frenesí, ambas localizadas en el Racó de les Espadelles. Garriga ha encadenado esta última en cuatro intentos, apuntándose la tercera ascensión de la vía tras Tom Bolger y Ramon Julián.

Frenesí es una de las últimas incorporaciones a la oferta de vías más duras en el Racó de les Espadelles. Fue Tom Bolger quien le puso la reunión a una línea que equipó Quentin Chastagnier y que permaneció como un proyecto durante años. Bolger la tuvo que limpiar posteriormente e incluso cayó en un buen pegue al romper un pie cerca de la reunión. A finales de febrero de 2021 el británico afincado en La Bisbal de Falset, un pueblo a pocos kilómetros de Margalef, le ponía el primer punto rojo y proponía 9a/+.

Para sorpresa de todos, en pleno verano de 2021 y a las puertas de una ola de calor, Ramon Julián madrugó una mañana de finales del mes de agosto y se llevó la primera repetición de Frenesí en solo dos intentos. El catalán anunció el encadenamiento en su cuenta de Instagram sin tocar el grado propuesto por Tom, aunque de forma privada «Ramonet» prefirió el 8c+.

Alex Garriga, que ha necesitado cuatro intentos para encadenar Frenesí, ha decidido ponerle una barra, y para él sería 8c+/9a.

Más octavos en Margalef para Alex Garriga

Con Pal Norte y Frenesí como vías destacadas en el viaje de Alex a Margalef, y dejando a punto Mr. Big 9a, el conquense también ha realizado varias vías de 8a a 8b a vista y al flash en la escuela del Priorat.

Por si fuera poco, a estas ascensiones además hay que sumar las de L’Espiadimonis 8c, Zipayorik Ez 8c y Mini Sukarra 8c. Buen inicio de año para Alex Garriga, al que no le faltarán proyectos ni en su casa, en Cuenca, ni fuera.

Roc Vergés se apunta ‘Fish Eye’, primer 8c a los 13 años

Roc Vergés escalador

Roc Vergés ha encadenado su primera vía de 8c, Fish Eye, en Oliana. El joven escalador catalán tiene 13 años y hace solo tres que consiguió su primer 8a, La Sombra del Viento, en Margalef. La progresión de Roc ha sido muy rápida durante los últimos meses y pocos días antes de tachar una de las grandes clásicas del Contrafort de Rumbau también se anotó su primer 8b+, Falconetti, en el Racó de Misa, en la Serra de Montsant.

«Mi intención durante las pasadas vacaciones de Navidad era escalar por la comarca del Alt Urgell e ir a esquiar, pero como hizo bastante calor el plan del esquí quedó descartado. Al tener un poco más de tiempo para escalar, en lugar de intentar vías a vista, decidí probar algo duro. En Oliana, mi intención era probar Marroncita 8b, pero como estaba ocupada acabé en Fish Eye. Al no ver ningún paso imposible para mí en ese 8c decidí centrarme en ella. Había probado tres vías de 8c anteriormente, pero dos eran muy a bloque y al otro solo pude darle un pegue y ya no volví. En total he necesitado cinco días y 12 pegues hasta conseguir encadenar Fish Eye«, explica Vergés.

«En Oliana, mi intención era probar Marroncita 8b, pero como estaba ocupada acabé en Fish Eye»

La madre de Roc, Betlem Solé, nos explicaba cuando su hijo se estrenó en el octavo grado: «Roc empezó a salir a la montaña a los cuatro meses. Más tarde, a los cuatro años, empezó a pedirnos él mismo que quería salir. Con él y su hermana gemela hemos hecho desde pequeños excursiones, alguna vía ferrata y escalada». Tanto Betlem como el padre de Roc, Sergi Vergés, han apoyado incondicionalmente y sin presión a su hijo desde sus primeros pasos en la vertical; un factor clave para que Roc haya crecido en un ambiente sano y constructivo. De hecho, el joven escalador, que divide su tiempo entre la escalada en roca y la competición, dice que «lo único que quiero es seguir disfrutando de la escalada e intentar superarme día a día».

Competición y roca, con el corazón dividido

A la espera de la publicación de los calendarios competitivos, tanto a nivel autonómico y nacional como internacional, Vergés comenta que «este año me gustaría debutar en las competiciones internacionales y hacer un buen papel en éstas. Cuando finalice la temporada competitiva espero poder escalar todo lo que pueda en roca».

La temporada pasada Roc Vergés se proclamó subcampeón de España en boulder en sub-14 y fue el ganador de la Copa de España de Dificultad en su categoría. En Catalunya fue subcampeón en dificultad y campeón en boulder.

Todos estos títulos se entrecruzan con algunas de la vías de las que Roc Vergés tiene un buen recuerdo: «Para mí fue importante el primer 7c+, Boliche, ya que hasta entonces solo había encadenado vías de 7a+. La Sombra del Viento, mi primer 8a, también fue determinante, igual que mis primeras vías de 8a+ y 8b, El Fustigador y Pur et Dur, respectivamente.

Con mucho recorrido todavía por delante, Roc tiene como referentes a escaladores como Adam Ondra, Alex Megos, Jakob Schubert, Ramon Julián, Natalia Grossman, Janja Garnbret o Brooke Raboutou.

Jakob Schubert repite ‘Erebor’ 9b, en Arco

Jakob Schubert escalador

Jakob Schubert se ha apuntado la tercera repetición de Erebor 9b, en Arco (Italia). El austriaco lo ha hecho en un corto viaje a la localidad italiana y dándole emoción al rotpunkt. En un intento en el que ya estaba a punto de llegar a la reunión con éxito ha roto una presa en la que se realizaba un taloneo derecho y ha caído. «En el siguiente pegue afortunadamente he podido encontrar un nuevo método, un poco más duro que no afecta al grado, y he encadenado», ha comentado Schubert.

La primera ascensión de Erebor fue para Stefano Ghisolfi, hace justamente un año, el 11 de enero de 2021 concretamente, y en un periodo de 365 días Adam Ondra, Laura Rogora y Jakob Schubert han sido capaces de repetirla. La vía la equipó Ghisolfi, con la ayuda de Seve Scassa, en su primera experiencia con el taladro y tras la primera propuso una dificultad de 9b/+.

Laura Rogora se acercó a finales de septiembre al sector Eremo di San Paolo para probar la vía y el 3 de octubre de 2021 consiguió el encadenamiento. La escaladora italiana de 20 años confirmó el grado lanzado por Stefano y su ascensión se anunció como el primer 9b/+ femenino de la historia de la escalada. Ese título duró poco, ya que un mes más tarde Adam Ondra llegó a Arco, encadenó Erebor y la decotó a 9b. Sucedió el 9 de noviembre de 2021.

Schubert ha coincidido con Ondra en el grado y, además, a tenor de lo acontecido a finales de año en Siurana, donde el escalador austriaco y Alex Megos ajustaron las dificultades de diversas vías del sector La Capella, todo apunta a que acabará consolidándose en el 9b.

Erebor, primer 9b de Jakob Schubert en 2022 

Con Erebor Jakob Schubert ha abierto su cuenta de vías de 9b en 2022. El año pasado, teniendo en cuenta las decotaciones que aplicó a Furia de Jabalí y La Capella, dejando ambas en 9a+, la única vía de ese mismo grado que encadenó fue King Capella, también decotada por él mismo.

Jakob se estrenó en el 9b con Fight or Flight, en diciembre de 2014, en Oliana. El segundo 9b llegó dos años más tarde, en 2016, cuando encadenó La Planta de Shiva, en Villanueva del Rosario. Después cayeron Stoking the Fire, en enero de 2018, y Neanderthal, en diciembre de 2018, ambas en Santa Linya.

El Bon Combat también se encuentra entre las ascensiones más duras del oriundo de Innsbruck pero él prefirió apuntársela de 9a+. Chris Sharma propuso 9b/+ después de la primera ascensión y con posterioridad a Schubert Felipe Camargo sugirió 9b, el mismo grado que para Jorge Díaz-Rullo.

Por encima de todas estas vías se encuentra Perfecto Mundo 9b+, que el medallista olímpico encadenó en noviembre de 2019. ¿Podrá Jakob igualar o superar este grado en 2022?

Marco Zanone completa un ciclo tras encadenar ‘First Ley’ 9a+

Marco Zanone escalando en Margalef

Marco Zanone ha encadenado First Ley 9a+, en Margalef. Es el primer 9a+ del escalador italiano, que empezó a probar la vía hace dos años. Zanone tiene 27 años, es videógrafo de profesión y Margalef es una de sus escuelas predilectas. De hecho, en el mismo sector donde se encuentra First Ley, El Laboratori, el italiano ya encadenó El Potro 8c+ en marzo de 2021.

«Tengo muchas cosas que contar sobre esta locura de experiencia que ha durado dos años, pero de momento simplemente quiero disfrutar el momento y pensar en todos los fantásticos días que he pasado en El Laboratori con mis amigos. Muchas gracias a todos los escaladores que he conocido durante este proceso», ha comentado un emotivo Zanone tras el encadenamiento.

First Ley comparte los primeros metros con First Round First Minute 9b, para desviarse en la parte final hacia la izquierda, evitando el último crux del 9b. La primera ascensión lleva el nombre de Chris Sharma, que se la apuntó en marzo de 2010. Alex Megos fue el primer repetidor en enero de 2016 y posteriormente la han encadenado también un total 10 escaladores, contando a Zanone. Doce ascensiones para una línea que el año pasado tacharon William Bosi, Jorge Díaz-Rullo, Dave Graham y el compatriota y amigo de Marco, Marcello Bombardi.

Bombardi ya ha comentado públicamente que su intención final en El Laboratori es First Round First Minute, vía en la que quizás se podría fijar Zanone una vez cerrado el ciclo de First Ley.

En la lista de rotpunkts de Marco Zanone aparecen vías como Coup de Grace 9a, en Ticino (Suiza), o Le Cadre 9a en su nueva versión, en Céüse (Francia), y también clásicas de la escuela vecina de Margalef, Siurana, como Jungle Speed 8c+, A Muerte 8c+ o L’Odi Social 8c+.

Dani Fuertes encadena ‘El Camino de las Flores R2’ 8c a vista

Dani Fuertes en la zona de Ocaive

Dani Fuertes ha encadenado El Camino de las Flores R2 8c a vista, en la zona de L’Ocaive (Alicante). Con esta ascensión el escalador aragonés se ha unido a un reducido club de escaladores españoles que han alcanzado tal dificultad en este estilo. «En 2021 debí de portarme muy bien porque el día de Reyes me encontré con un regalo que había pedido muchas veces y nunca me habían traído», ha comentado Dani bromeando al anunciar su encadenamiento.

«El Camino de las Flores R2 es una auténtica king line, que aunque no sea muy dura para el grado, ha hecho que disfrutase y sufriese a partes iguales»

El Camino de la Flores R2 fue equipada por Pedro Navas y el primer punto rojo se lo puso Dani Andrada. Dani explica que «la vía transcurre por un majestuoso espolón de 50 metros. Sin duda está en mi Top 10 personal, es una de las mejores líneas que he escalado en mi vida. Una auténtica king line, que aunque no sea muy dura para el grado, ha hecho que disfrutase y sufriese a partes iguales».

Dani suma este encadenamiento tan especial a una libreta donde también tiene apuntadas vías como Patanics 9a+, No Pain No Gain 9a+ o Ali Hulk Extension Total sit start 9b, las tres en Rodellar.

Los nombres del 8c y 8c+ a vista en España

No es muy larga la lista de escaladores españoles que han encadenado 8c a vista. El primero en conseguirlo dentro de las fronteras peninsulares fue Patxi Usobiaga, con Gaua, en Lezia, en 2005. Un año más tarde le siguió Ramon Julián «Ramonet» al encadenar en el mismo estilo Sumazero, en Cuenca.

Posteriormente llegarían los encadenamientos de Edu Marín en Pengim Penjam, en Sant Miquel del Fai, en 2012, y el de Iker Pou en Guiris Go Home, en Mallorca, en 2015. El más reciente en el tiempo, y anterior a Fuertes, fue el a vista de Jorge Díaz-Rullo en Pengim Penjam -la misma vía con la que Edu se estrenó en el 8c a vista- en julio de 2020.

Patxi y Ramonet también dieron un salto más, encadenando 8c+ a vista. Usobiaga fue el primero que lo consiguió en el mundo al tachar Bizi Euskaraz, en Etxauri (Navarra), en 2007. Ramonet lo hizo con The Crew, en Rifle (Colorado, Estados Unidos), en 2011.

Por otra parte, el primer escalador de la historia que realizó un 8c a vista fue Yuji Hirayama, que encadenó White Zombie, en la cueva de Baltzola (Euskadi), el 5 de octubre de 2004.

Maja Jonjic encuentra el método y encadena ‘Aborigen sit’ 8A+/B

Maja Jonjic escaladora

Maja Jonjic ha encadenado Aborigen sit 8A+/B, en Mogán (Gran Canaria). Es uno de los problemas de boulder más duros realizados por la escaladora canaria de 28 años, que en abril de 2021 consiguió el primer 8B femenino de boulder en España con El Guanche 8B, en Arico Ortiz (Tenerife).

La primera ascensión de Aborigen sit lleva el nombre de Beto Rocasolano, que en 2017 añadió varios movimientos a la línea original, Aborigen 8A+. Jonjic ya había encadenado en 2016 la versión de 8A+ del problema y explica que «probé el inicio sentado con el método de Beto, pero me pareció imposible y me olvidé de él, hasta que hace unos meses me explicaron una beta que me iba mejor y me lo apunté en la lista de proyectos pendientes. Lo había tenido olvidado porque me motivaban otras cosas, pero lo estaban probando unos amigos, así que me animé a retomar el proyecto».

«Tengo que admitir que es un bloque de mi estilo y la versión original la llegué a ensayar tanto en su día que todos los movimientos los tenía mecanizados»

Durante las últimas semanas Maja le ha dedicado un total de tres sesiones al bloque, a las que se tendrían que sumar otras tres en el pasado, muy espaciadas en el tiempo. «Tengo que admitir que es un bloque de mi estilo y la versión original la llegué a ensayar tanto en su día que todos los movimientos los tenía mecanizados. Creo que Aborigen sit se ha convertido en un bloque muy popular porque solo con verlo quieres escalarlo»,  comenta la de Gran Canaria.

Con un 8B en su libreta, este 8A+/B y varias líneas de 8A+, nos preguntamos si Maja Jonjic se plantea probar algo más duro durante 2022: «Creo que iré improvisando un poco, pero me encantaría probar algo más duro».

El año pasado Jonjic también se anotó su primer 8c de deportiva, Guayota, en Tenerife. Con un ciclo de 12 nuevos meses por delante, seguro que a la actual seleccionadora de la Selección Canaria de Escalada no le faltarán los proyectos.

Anak Verhoeven tacha ‘Esclatamasters’ 9a por partida doble, con y sin rodilleras

Anak Verhoeven escalando en Perles

Anak Verhoeven sigue su gira de escalada por Catalunya. A finales del pasado mes de diciembre fue noticia por el rotpunkt de Joe-cita 9a, en Oliana, y muy cerca de allí el último noveno que ha tachado ha sido Esclatamasters 9a, en Perles. Además, Verhoeven ha encadenado esta popular vía del Alt Urgell por partida doble, con y sin rodilleras.

«¡Qué vía! Una travesía desplomada sobre chorreras seguido de lo que la convierte en 9a: delicada y técnica sobre una sección ligeramente desplomada. La he encadenado dos veces en el mismo día. Una vez con rodilleras y la otra sin, como un reto personal. En mi opinión, el grado es el mismo con o sin rodilleras, aunque el segundo encadenamiento fue una gran lucha. Solo tuve una hora para descansar entre los dos pegues ya que empezaba a hacerse de noche y hacía frío», ha comentado la escaladora belga.

La ascensión de Anak en Esclatamasters con y sin rodilleras ha llegado en un momento en el que el uso de este accesorio está de plena actualidad y generó hace pocos días un debate en relación a la graduación de las vías si se usaba o no. Y en este caso para la belga estaba claro, 9a con y sin.

En relación a la lista de realizaciones de la belga de 25 años, Esclatamasters es la décima vía de noveno grado que encadena. La primera fue Era Vella, en Margalef, en 2015, y en septiembre de 2017 se convirtió en la segunda mujer en el mundo que alcanzaba el 9a+ al encadenar Sweet Neuf, en Vercors (Francia).

Esclatamasters, una vía que no pasa de moda

Salva Serrano equipó Esclatamasters en los años 90 y la primera ascensión llegó de la mano de Ramon Julián «Ramonet» en abril 2006. El catalán propuso una dificultad de 9a y comentó que se trataba de una vía de pura resistencia. Con el paso de los años la vía ha ido acumulando repeticiones y algunos de sus ascensionistas han opinado que se ajustaría mejor al 8c+.

Florence Pinet se apuntó la primera ascensión femenina, en abril de 2015, y la segunda mujer que la encadenó, Mar Álvarez, comentó que se había roto un canto en la sección más exigente de la vía, en la placa, por lo que se mantendría en el 9a. De hecho, con esa dificultad se la apuntó Laura Rogora en su libreta, la que sumó la tercera ascensión femenina en la lista particular de la vía. La de Verhoeven ha sido la cuarta para una mujer.

La lista de escaladores que han repetido Esclatamasters está repleta de nombres ilustres, entre los que figuran, por ejemplo: Dave Graham (primera repetición), Patxi Usobiaga (segunda repetición), Iris Matamoros, David Gambús, Gorka Karapeto, James Pearson o Magnus Midtbø.

Alex Megos encadenando ‘La Capella’ 9b, en Siurana

Alex Megos en La Capella

Alex Megos encadenó La Capella 9b, en Siurana, a mediados del pasado mes de diciembre. Con esta vía cerró la trilogía de las vías más duras del sector homónimo, que completan King Capella 9b+ y Furia de Jabalí 9b.

El alemán empezó su campaña en Siurana atacando y tachando la vía más difícil de la escuela, King Capella. Con primera ascensión de Will Bosi a inicios de 2021, el escocés propuso una dificultad de 9b+, y aunque Megos no se pronunció sobre el grado al encadenarla, al cabo de unos días sí que expresó su opinión de forma sincera. Entonces ya había encadenado también La Capella y Furia de Jabalí y sin especificar los grados exactos, Megos dijo: «En mi opinión, La Capella es la más difícil de las tres, ya que luché mucho con el movimiento del invertido y creo que King Capella tendría la misma dificultad. Furia de Jabalí podría ser un poco más fácil, pero tampoco mucho. En resumen, creo que todo depende del estilo y de cómo de bien o mal se te den; siento que es casi imposible poner un grado a vías tan cortas. Will Bosi mencionó que podría establecerse una escala de grados diferente para vías cortas y bloques largos. Creo que tendría sentido»

En el vídeo sin cortes que compartimos vemos a Alex Megos encadenar La Capella de forma sólida, aunque como él mismo explicó, la vía no se lo puso fácil.

Seis ascensiones para La Capella

La Capella fue el segundo 9b de Siurana. Equipada por los hermanos Carles y David Brascó en 1996, la primera ascensión no llegaría hasta 15 años después de la mano de Adam Ondra. Fue el 17 de febrero de 2011 concretamente, y el checo ponía así sobre el radar al sector La Capella, que tanto ha dado que hablar desde entonces.

Ondra propuso una dificultad de 9b, un grado todavía nuevo para la mayoría entonces, y los posteriores repetidores de la vía lo confirmaron uno tras otro. El único que lo ha cuestionado es Jakob Schubert, que prefirió el 9a+.

Con el encadenamiento de Alex Megos La Capella ya suma seis ascensiones. Son las siguientes:

Adam Ondra. 02/2011. FA
Stefano Ghisolfi. 01/2018.
Daniel Woods. 02/2018.
William Bosi. 02/2020.
Jakob Schubert. 12/2021.
Alex Megos. 12/2021.

Pol Estrenjer se estrena en el 8B+ con ‘Catalan Witness the Fitness’

Pol Estrenjer haciendo boulder en Sant Martí de Centelles

Pol Estrenjer se ha apuntado su primer problema de boulder de 8B+ tras encadenar Catalan Witness the Fitness, en Sant Martí de Centelles (Barcelona). El escalador de Terrassa, que compagina el boulder con la escalada deportiva, contaba con líneas de hasta 8A+ encadenadas y confiesa que nunca se había centrado en nada tan duro en bloque.

«Siempre he mantenido un equilibrio entre el boulder y la deportiva. No lo planifico, sino que lo hago más por sensaciones. Sí que es verdad que el haber hecho más boulder últimamente me ha beneficiado a la hora de conseguir llegar al 8B+». En general he encadenado más vías que problemas de bloque, pero últimamente he estado haciendo más boulder, también en el rocódromo, debido a mi profesión», explica Estrenjer.

«En el camino hasta encadenar Catalan Witness the Fitness me llevo un aprendizaje, como en muchas otras cosas de la vida. Escalar es algo galáctico»

El catalán de 27 años trabaja como equipador en los centros de Indoorwall y empezó a probar Catalan Witness the Fitness antes de que explotara la pandemia que paró el mundo, en marzo de 2020. Esta circunstancia le llevó a entrar en un juego mental que no había contemplado: «Escogí el Catalan Witness the Fitness porque ya había encadenado la parte central, que es 8A. Hacerlo completo era un sueño. Cuando encadené el 8A no tenía el nivel para hacer los pasos iniciales, pero después de un viaje que hice a Bishop, donde estuve dos meses, volví en un buen estado de forma. Decidí acercarme de nuevo a la Cova de l’Ocell y pude sacar todos los pasos. Así que me centré en este proyecto. Durante el proceso llegué a pasar lo duro y me caí en la sección de 7A en dos ocasiones el mismo día. Justo después de ese día empezó el confinamiento, en marzo de 2020. No puede volver hasta mayo o junio y cuando lo probé de nuevo no me movía. No me salían los movimientos. Mentalmente fue duro. Durante el confinamiento no pude entrenar en condiciones y eso me pasó factura. Llegó el verano y tuve dejar en pausa el proyecto. Hasta hace poco, que volví. Esta temporada en total lo he trabajado durante seis días. Lo más difícil ha sido gestionar las emociones, ya que tuve que empezar de cero. Al final, me llevo un aprendizaje, como en muchas otras cosas de la vida. Escalar es algo galáctico».

Como escalador deportivo el grado máximo alcanzado por Pol Estrenjer es el 8c. Lo hizo con la primera repetición de Vol i Dol, en Sant Llorenç del Munt. Ramon Julián había propuesto 8b+/c tras la primera ascensión pero Pol cree que el 8c se ajustaría mejor a esa vía.

«Para 2022 lo primero que quiero trabajar es mi grado a vista. Me gustaría llegar a encadenar 8a en este estilo. Al tener un trabajo a jornada completa no puedo salir a escalar en roca todo lo que me gustaría. A nivel laboral estoy muy contento en Indoorwall y me gustaría seguir creciendo como profesional», concluye Pol.

Catalan Witness the Fitness, clásico moderno

Desde que Chris Sharma estableció Catalan Witness the Fitness en enero de 2016 este problema, localizado en una pequeña cueva del muro de la Cova de l’Ocell, se ha convertido en un clásico. Las repeticiones se han ido sucediendo prácticamente sin pausa y aunque Sharma propuso 8C se acabó consolidando en el 8B+ después del flash de Jakob Schubert en enero de 2018.

Además de las ascensiones de Sharma y Schubert, y la última de Pol Estrenjer, la línea cuenta con las ilustres repeticiones de Beto Rocasolano (primera repetición), Felipe Camargo, Nacho Sánchez, Dave MacLeodJernej Kruder.

Felipe Camargo deja atrás su lesión tachando ‘Inferno’ V14 (8B+)

Felipe Camargo haciendo boulder

Felipe Camargo se vio obligado a dejar a escalar a principios de 2021 debido a una grave lesión que sufrió cuando practicaba wakeboard. Explica el brasileño que «al tocar el agua tenía el brazo estirado y debido a la velocidad que llevaba el impacto fue fuerte. Me rompí el tendón del músculo pectoral mayor, una lesión muy grave para un escalador. Mi médico me dijo que estaría seis meses sin escalar y más de un año para volver a mi estado de forma habitual. Hice muchas sesiones de rehabilitación, inicialmente incluso dos al día, ¡los siete días de la semana! Pasados cuatro meses desde el accidente empecé a escalar de nuevo, aunque de forma muy suave».

El esfuerzo que ha realizado Felipe por volver a su máximo nivel ha sido ejemplar y en menos de un año ha conseguido dejar atrás su lesión encadenando Inferno V14 (8B+), en La Silla del Diablo, en Chile. «Este bloque es el motivo que me llevó a Chile. Después de dos años sin viajar fuera de Brasil y un año infernal por culpa de la lesión me siento realmente bien por haberlo encadenado. Parece que el «inferno» ya está superado. El nombre del bloque encaja bien con toda la historia, ¡jaja!», ha comentado Camargo.

Con este ciclo cerrado, Felipe Camargo ya se plantea nuevos objetivos para 2022: «Me gustaría viajar a Japón para conocer el famoso techo de la zona de Shiobara, donde se encuentran Hydrangea V15 (8C) y Nexus V16 (8C+), aunque mi objetivo principal se encuentra en Estados Unidos. En Little Cottonwood Canyon (Utah) quiero probar The Grand Illusion V16 (8C+). Espero volver pronto a España también».

En su último viaje a la Península Camargo encadenó El Bon Combat 9b, en Sant Martí de Centelles. Fue en abril de 2019. El brasileño había empezado a probar esta vía en su anterior visita, en diciembre de 2018, cuando encadenó Gancho Perfecto 9a+, en Margalef.

Felipe Camargo en Inferno
Observando los movimientos de ‘Inferno’. Foto / Col. Felipe Camargo

Inferno, el problema de boulder más duro de Chile

Localizado en La Silla del Diablo, Facundo Langbehn descubrió Inferno junto a Queco Quiroga y Lucas Gaona en 2018 y los tres empezaron a probarlo seriamente durante la siguiente temporada de boulder.

En marzo de 2019, después de la celebración del popular TNF Master de Boulder, que se disputó en Santiago de Chile, el norteamericano Shawn Raboutou acompañó a Langbehn a probar Inferno. En esa visita Facundo Langbehn realizó finalmente la primera ascensión, proponiendo 8B+. Un grado que confirmó rápidamente Shawn Raboutou, que encadenó el problema ese mismo día.

A día de hoy Inferno es el problema más duro de boulder de Chile y ya cuenta con otro ascensionista: Felipe Camargo.

Giuliano Cameroni en ‘Off the Wagon low’ 8C+

Giuliano Cameroni en Off the Wagon low

Off the Wagon low sigue copando los titulares. En esta ocasión con motivo del vídeo que ha publicado Mellow documentando la repetición a cargo de Giuliano Cameroni. El escalador suizo tuvo este problema de boulder como proyecto a lo largo de seis años y no fue hasta 2019 cuando empezó a sentirlo muy cerca.

Durante la temporada en la que Cameroni hizo grandes procesos compartió intentos con compañeros como Jimmy Webb, Daniel Woods, Sean Bailey o Keenan Takahashi. Al pie del bloque de Val Bavona (Suiza) se respiraba fanatismo, tal y como se ve en los primeros minutos del vídeo de Mellow.

Shawn Raboutou había realizado la primera ascensión de la versión low de Off the Wagon en noviembre de 2018 y la primera repetición se estaba resistiendo. Raboutou propuso 8C+ y a juzgar por el tiempo que pasó hasta que por fin llegó el primer repetidor, Jimmy Webb, el grado del problema era sólido. A Webb le siguió Daniel Woods, ni quince días más tarde, en marzo de 2020, pero Cameroni seguía sin cerrar el proyecto…

Giuliano Cameroni: «El movimiento perfecto se encuentra en el momento presente»

Finalmente, ya durante la primavera de 2021 Giuliano pudo salir por arriba en Off the Wagon low, firmando la cuarta ascensión. Encadenó el problema de forma ligeramente distinta, ya que apartó el famoso remolque y empezó de pie, aunque desde los mismos agarres.

Así resumió el suizo todo su proceso: «Este bloque me enseñó que escalar es mucho más que llegar hasta arriba y también algo más que un proceso enfocado al encadenamiento. La escalada es una expresión de la profunda conexión entre nosotros y la naturaleza, entre nuestra alma y la quietud del momento. Es algo similar al yoga, y es por eso que el movimiento perfecto se encuentra en el momento presente. Solo aquí, donde todas nuestras energías se concentran en lo que estamos haciendo, es donde podemos escalar mejor, sentir lo que el cuerpo puede hacer y para qué sirve cada movimiento».

Con Off the Wagon low 8C+ Giuliano Cameroni sumó su tercer problema de boulder de 8C+. Los otros dos también se encuentran en Suiza: Poison the Well, en Brione, y Ephyra, en Chironico. Posteriormente, en junio de 2021, realizó la primera ascensión de Hazel Grace, en Ticino, para el que propuso 8C+.

Simon Lorenzi, Sergei Topishko y Yannick Flohé encadenaron Off the Wagon low después de Giuliano Cameroni y la historia no se acabará aquí porque la versión sit de la misma línea sigue siendo un proyecto.

Yannick Flohé empieza 2022 repitiendo ‘Off the Wagon low’ 8C+

Yannick Flohé haciendo boulder en Suiza

No podía empezar mejor el año para Yannick Flohé. En el primer día de 2022, el escalador alemán ha repetido Off the Wagon low 8C+, en Val Bavona (Suiza). Flohé ya había encadenado la versión original de esta línea hace año y desde entonces el inicio más bajo, que estableció Shawn Raboutou en noviembre de 2018, estaba entre sus planes. Es el primer 8C+ que se apunta Flohé.

Off the Wagon low 8C+ es uno de los problemas de boulder de moda en Suiza. Desde que Shawn Raboutou firmó la primera ascensión se han sucedido de forma constante las repeticiones. De hecho, con menos de una semana de diferencia respecto a Flohé lo encadenó Sergei Topishko. Además de estos tres escaladores también lo atesoran en sus libretas: Jimmy Webb y Daniel Woods, los primeros en confirmar la propuesta de 8C+ de su amigo Shawn; durante la primavera de 2021 lo encadenó Giuliano Cameroni; y en noviembre de 2021 también lo tachó el belga Simon Lorenzi.

A estas alturas todos los aficionados a la escalada, y al boulder en particular, saben que Off the Wagon low es el inicio más bajo del clásico Off the Wagon, popularizado gracias a la película Dosage 4 en la que Chris Sharma aparecía probando el bloque con insistencia. El nombre del problema lo puso Nalle Hukkataival, quien explicó tras realizar la primera ascensión de la versión de pie que «se trataba del proyecto de boulder más famoso del mundo. Quería escalarlo desde que Dave Graham me lo enseñó en 2006».

La historia de esta línea, con algunos de los movimientos a campus más estéticos jamás vistos, no se acaba aquí. Existe un proyecto que consiste en empezar Off the Wagon sentado, para el que hay que apartar el famoso remolque que siempre ha estado a los pies de este mítico bloque de granito. Topishko está probando esta versión ahora y si las matemáticas no fallan, podría ser 9A.

Yannick Flohé, entre los mejores jóvenes de Alemania

A los 22 años, Yannick Flohé, originario de Essen (Alemania), es uno de los escaladores más completos de su país. Durante su etapa como competidor en las categorías juveniles se subió a unos cuantos podios en las competiciones internacionales y en 2019 llegó su primer resultado destacado como absoluto, cuando se colgó el bronce en la disciplina de boulder en el Campeonato del Mundo de Escalada disputado en Hachioji (Japón).

Más recientemente, Yannick fue noveno en dificultad en el Campeonato del Mundo de Escalada celebrado en Moscú en septiembre de 2021 y en el mismo campeonato acabó como primer clasificado de la categoría combinada.

Em su versión como escalador de roca Flohé cuenta en su libreta con vías como Wild Público, su primer 9a, en Margalef; Geocache 9a, en Krottensee; o Dures Limites 8c, en Céüse. Su lista de bloques encadenados tampoco se queda corta, con joyas como: Dreamtime 8C y The Dagger 8B/+, en Cresciano; Traphouse 8B+ y Dune 8B/+, en Fontainebleau; o Bügeleisen 8B+, en Maltatal.

Atentos a la progresión de Yannick Flohé en 2022, tanto en las competiciones como en roca.