En el sector de escalada, como en tu casa

contenedor de basura en sector de escalada

Cada vez son más las noticias sobre sectores de escalada en riesgo de cierre por la degradación del entorno o por comportamientos irresponsables. Sean o no los escaladores los culpables, hay muchas cosas que podemos hacer para disminuir el impacto y poder seguir disfrutando de nuestras escuelas de escalada y sectores favoritos. 

Todos sabemos que es necesario cuidar el medioambiente, pero nunca está de más hacer un pequeño recordatorio de cosas que podemos hacer para dejar menos huella. 

Yo he visto horrores en sectores de escalada, parkings y caminos. Siempre llevo una bolsa y unos guantes conmigo, cuando veo basura la recojo, si no lo hago no me quedo tranquila… Quizás el próximo que pase por ahí al verlo todo limpio -algo que siempre debería ser así- no tire nada al suelo, o al menos se lo pensará.

Los pequeños gestos cuestan bien poco y si todos los hiciéramos quizás dejaríamos de oír tantas noticias negativas en referencia a amenazas de cierre de sectores y demás. Cada día somos más escaladores pero el entorno sigue siendo el mismo y cada vez sufre más presión y estrés. 

Después de esta reflexión, me gustaría compartir algunos consejos que contribuirán al respeto del entorno en el que desarrollamos nuestra actividad, generar el mínimo impacto posible y evitar así posibles prohibiciones o regulaciones.

Cómo ser más sostenible en las zonas de escalada

  • No tirar ni dejar nada. Lleva siempre contigo una bolsa de basura (o algo similar) y no dejes rastro. De vuelta a casa, lo tiramos al contenedor que corresponda. Es así de fácil.
  • Los restos de productos orgánicos también son basura. Las pieles de la fruta, cáscaras de nueces o pistachos, etc. La mayoría de estos productos, a pesar de ser biodegradables, tardan mucho en desaparecer. Una piel de plátano, por ejemplo, ¡puede tardar hasta 2 años! La piel de la fruta tiene como objetivo proteger a ésta y unos de sus componentes principales es la celulosa, así que no se aleja mucho de los restos de un pañuelo de papel, sin ir más lejos.  
  • Cuando tienes que ir al lavabo… Todos hemos ido al “baño natural” y apostaría que la mayoría hemos encontrado el sitio donde va todo el mundo. Porque allí encontramos papeles, toallitas y otras cosas… ¡y es asqueroso! Si tienes que hacerlo, cava un agujero con un palo o una piedra, o incluso con una pequeña pala. Y el papel, por supuesto, debe volver a casa.
  • Las colillas. Otro desecho habitual en los sectores. Por favor fumadores, tened cuidado. A parte de poder provocar incendios, las colillas tardan años en degradarse, y además, los pájaros los pueden confundir con trozos de pan y mueren al ingerirlos. 
  • Las clecas y magnesio. Todos hemos escalado vías llenas de clecas, pero no hay que abusar. Las clecas sirven para marcar un pie clave o una presa escondida, pero cuando bajes de la vía cepíllalas y de paso, limpia las demás también. Solo te costará un par de segundos. Dejarás la vía más limpia para el siguiente escalador y si alguien quiere hacer un intento a vista, lo podrá hacer.  
  • Cuidado con el esparadrapo, también es basura. Cuando te lo quites, a la bolsa y a la basura. 
  • Al aparcar respeta las propiedades privadas, las vegetación y el paso de otros vehículos. Si tienes que aparcar un poquito más lejos mejor, ¡será tu calentamiento!

Comparte todos estos consejos con tus compañeros de escalada. Si todos nos esforzamos para mejorar nuestro comportamiento en los sectores de escalada, en la montaña en definitiva, podremos seguir por muchos años compartiendo lugares y experiencias mágicas.

El camino hacia la esponsorización

Prudence Morgan-Wood en Sadernes

Soy Prudence Morgan-Wood, tengo 24 años y actualmente vivo en Girona. Escalo desde que tengo 7 años. Empecé en el rocódromo, después salté a las competiciones y ahora sobre todo escalo en roca. De lunes a viernes trabajo como fisioterapeuta y dedico los fines de semana a descubrir todas las zonas de escalada que puedo. Lo hago junto a mi compañero, David, con quien viajo en furgoneta para no volver a casa hasta el domingo por la noche. Fanáticos no, ¡lo siguiente! 

Ser esponsorizada

Hace relativamente poco que me considero una escaladora esponsorizada. Antes pensaba que los espónsors eran cosa de deportistas de alto nivel y que eran las marcas las que te venían a buscar. No fue hasta que un amigo y antiguo entrenador, Fran Roldan, me motivó a enviar solicitudes directamente a las marcas, que empecé a tener algunas ofertas.

Actualmente tengo la gran suerte de poder contar con el apoyo de cinco marcas diferentes. Sin embargo, ser realmente profesional y vivir de la escalada en España es muy, muy difícil. Contar con material gratuito es solo un primer paso. 

Existen dos tipos de espónsors básicamente: los que te pagan y los que te dan productos. A medio camino quedarían propuestas híbridas, como los que no pagan de forma regular pero sí por proyectos. Cada marca tiene unas exigencias concretas, pero todas con un objetivo común: obtener más visibilidad.

“Tu imagen es su imagen y eso no hay que olvidarlo”

La visibilidad se consigue participando en competiciones, realizando viajes para proyectos bien definidos, realizando sesiones profesionales de fotos para después poder compartir contenidos de calidad en las redes sociales, … hay mil maneras.

Prudence Morgan-Wood escaladora
Prudence durante el meeting que Eb Climbing organizó en julio en Francia. Foto / Col. Eb Climbing

En mi opinión, lo más importante de todo es creer en los productos que representas, sino te resultará muy difícil recomendarlos. No sirve de mucho estar esponsorizado y aparecer en las fotos con los productos, si después en tu día a día o cuando escalas no los utilizas. Siempre tienes que poner de tu parte y estar a la escucha de las necesidades del espónsor. Al final tu imagen es su imagen y eso no hay que olvidarlo. 

A día de hoy me apoyan Eb Climbing (marca francesa de pies de gato); Rhino Skin Solutions (marca estadounidense de cremas y productos para la piel); Rock Empire (marca checa de material técnico); Nihil Clothing (marca holandesa de ropa); y Y&Y Vertical (marca francesa de gafas para asegurar y accesorios de escalada en colaboración con Crimp Oil y Max Climbing). 

Con casi todas estas marcas contacté yo misma enviando un correo electrónico o a través de las redes sociales. Hoy en día internet facilita muchísimo todo el proceso, tanto para enviar una solicitud de patrocinio como para dar visibilidad a las marcas y sus productos. Es tan fácil como subir una foto, etiquetar una marca o hacer una story en Instagram. 

Los meetings

Existen empresas que además de enviarte productos, organizan meetings con sus atletas y representantes. Es una oportunidad para conocer mejor a tus compañeros de equipo y como no, para estar al día de todas las novedades. 

En julio viajé a Francia con David para asistir al encuentro organizado por Eb Climbing. Los dos representamos a la marca y es un compromiso que debíamos cumplir. Eb Climbing tiene una filosofía singular de cara a sus atletas.

En los meetings coinciden trabajadores de la marca, distribuidores, atletas patrocinados, etc. Su deseo es que nos sintamos como una familia y que disfrutemos al máximo. En ningún caso existe presión. Ellos desean que calcemos Eb porque nos gustan sus pies de gato.

En el equipo de Eb hay escaladores populares como Seb Bouin o Charlotte Durif, pero también guías de montaña o escaladores jóvenes con un futuro prometedor. A todos nos une la pasión por la escalada.

Los meetings suelen celebrarse durante un fin de semana largo, donde además de realizar reuniones de trabajo escalamos todos juntos en roca. Estos días probamos los productos nuevos, dando feedback directamente a los creadores y diseñadores. Es interesante, ya que tu opinión tiene mucho valor y ellos comprueban sobre el terreno cómo usas los productos. 

Evidentemente, la jornadas de roca se aprovechan también para realizar sesiones de fotografía y vídeo, que después se suman al portfolio general de la marca. 

Durante el encuentro se organiza una reunión general para recordar lo que significa ser embajador de la marca, coordinar estrategias de comunicación y difusión, mostrar los procesos de producción y transmitir la historia y filosofía de la marca. De este modo todos conseguiremos ser mejores embajadores para la marca. Diversos atletas también realizan reuniones individuales para trabajar lo que sea necesario en ese momento de la temporada

Al final, para ser esponsorizado a según qué niveles no hace falta escalar al máximo nivel ni contar con buenos resultados en competiciones (aunque esto ayuda). Tampoco requiere grandes compromisos, siempre y cuando seamos conscientes de lo importante que es transmitir una buen imagen y estar disponibles para aportar algo positivo a la marca. Hay que dar para poder recibir.