Los mejores momentos de la Copa del Mundo de Boulder en Múnich

Compartir

La ciudad de Múnich ha acogido un año más la última prueba de la Copa del Mundo de Boulder 2017. Es la cita en la que todos los escaladores desean competir. Este año se ha alcanzado una cifra récord, con 292 escaladores inscritos, compitiendo en la fase clasificatoria.

Escaladores como Alex Puccio, que no competía en Europa desde 2014, o Alex Megos, que solo había competido en toda su carrera en dos pruebas de la copa mundial, no se perdieron la fiesta en Múnich. La gran nómina de escaladores fuertes puso muy caro el pase para la final. Una final donde los escaladores japoneses volvieron a ser mayoría, pero donde reinaron los europeos.

El alemán Jan Hojer fue el único en conseguir el top en los cuatro problemas de la final y se llevó la victoria frente a su público. Entre las mujeres, Janja Garnbret fue la mejor. Nadie olvidará el top épico de la eslovaca en el segundo problema de la final.

En resumen, Múnich ha vuelto a ser la mejor prueba del circuito mundial un año más. Un público entregado; un recinto espectacular y completamente adaptado para la competición; una organización ejemplar; el trabajo de los route setters; y la motivación de casi 300 escaladores por ser el mejor. El año que viene más!