Inicio Diálogos Marc Giol: “En las competiciones de cuerda estamos a años luz de...

Marc Giol: “En las competiciones de cuerda estamos a años luz de los rocódromos europeos”

Compartir
Marc Giol escalador y route setter
Marc Giol en el rocódromo Kletternzentrum Foto / Col. Marc Giol

Marc Giol (Hostalets de Balenyà, 1991) es un joven escalador catalán que ha emprendido una carrera profesional como equipador profesional en el rocódromo Kletternzentrum, en Zurich (Suiza). Su zona predilecta para escalar es Céüse (Francia) y entre sus vías encadenadas preferidas destaca ‘Entropía sexual’ 8b en Cicera (Cantabria) y  ‘L’Unicorni’ 7c+ en Montserrat (Catalunya).

Formando cordada con Pau Contreras realizaron la tercera ascensión el libre de ‘La Reina d’Escòcia’ 8a+, en Montserrat. Esta vía de 220 metros fue abierta por Gabriel Reina en el año 1984 y liberada por Sachi Amma y Ferran Guerrero en abril del 2014. Pocos meses después, en octubre, la repetía también en libre la cordada formada por Edu Marín y su padre Novato Marín. Edu Marín propuso entonces 8a+, en lugar del 8b+ de Amma, para el largo más duro.

Hablamos con Marc para que nos explique su experiencia como equipador en Zurich y que nos dé su opinión sobre el presente y futuro del route setting y los rocódromos en España.

“Pensé que podía intentar plasmar mi experiencia escalando en roca en los impresionantes rocódromos suizos”

¿Cómo te inicias en la escalada?

Desde pequeño he estado enganchado a la montaña gracias a mi padre. No había verano o fin de semana en que no estuviéramos subiendo alguna cima en los Pirineos. La fiebre por escalar vino más tarde, a raíz de una tarde en el rocódromo Joan Colet de Vic, con 17 años.

¿Cómo surge la oportunidad de convertirte en equipador?

Recientemente nos mudamos a Zurich con mi pareja, a causa de una oferta de trabajo muy interesante que ella encontró. En Suiza es muy difícil, por no decir imposible, encontrar trabajo sin hablar alemán, como es mi caso. Empecé a buscar cualquier oportunidad que se me presentase y pensé que podía intentar plasmar mi experiencia escalando en roca en los impresionantes rocódromos suizos. Así surgió la oportunidad de trabajar en Kletternzentrum.

Marc_Giol y Pau Contreras liberan 'La Reina d'Escocia'
Marc Giol y Pau Contreras después de liberar ‘La Reina d’Escòcia’  Foto / Col. Marc Giol

¿Cómo es Kletternzentrum?

Kletterzentrum se fundó ya hace muchos años de la mano de un fanático de la montaña llamado Patrick Hilber, quien abrió el primer rocódromo en Zurich, en Schlieren. Poco a poco ese rocódromo fue creciendo y se convirtió en una de las mejores instalaciones indoor para escalar que probablemente haya actualmente. Gracias a ese crecimiento abrieron un segundo Kletternzentrum (Milandia) en Greifensee, cerca de Zurich.

“El Kletternzentrum Schlieren tendrá alrededor de 150 vías, hasta 9a+”

Las características principales de estos rocódromos son sus grandes dimensiones. El Kletternzentrum Schlieren tendrá alrededor de 150 vías del 2a al 9a+, tres salas para hacer boulder, y una cuarta con campus, trx, pesas, multipresas, paralelas, anillas… para trabajar ejercicios específicos.

En el Kletternzentrum Milandia hay menos itinerarios, unos 80, del 2a al 8a, una zona de boulder con “setas”, campus, barras, multipresas, y lo más interesante: una rampa desplomada de 10m de recorrido donde entrenar la resistencia.

¿Cuál es tu trabajo en Kletternzentrum?

Mi trabajo básicamente consiste en el diseño y equipamiento de los itinerarios tanto de bloque como de cuerda, acorde a las necesidades del rocódromo, grupos de entrenamiento y exigencias del cliente. En total somos un grupo de seis equipadores e intentamos que ningún itinerario este más de un mes en el mismo sitio.

¿Crees que es posible vivir del route setting en España?

La verdad es que es difícil de decir. Hace unos años hubiera respondido que no, pero se han abierto rocódromos más grandes y mejor preparados como Sputnik, Piu Gaz, Sharma Climbing o El Pati Vertical, por citar algunos. Todo ello crea una demanda de equipadores que no existía antes. Creo que sigue siendo difícil dedicarse a ello, pero no imposible.


Marc escalando en el rocódromo donde trabaja  Foto / Col. Marc Giol

¿Te gustaría ejercer este trabajo en España?

Es un trabajo con el que disfruto mucho. No sé si me quiero dedicar a ello toda mi vida, pero lo cierto es que poder realizar este trabajo de vuelta a mi casa sería todo un lujo.

“Ciudades como Madrid, aún teniendo dos buenos rocódromos, como The Climb o  Sputnik, tienen todavía un gran potencial”

¿Cómo ves el futuro de los rocódromos en España? ¿Hay mucha diferencia con el resto de Europa?

Aún hay diferencia pero poco a poco vamos progresando. Se abren salas más grandes y mejor preparadas. Ciudades como Barcelona o Bilbao han cubierto un poco esa necesidad, pero ciudades como Madrid, aún teniendo dos buenos rocódromos, como The Climb o  Sputnik, tienen todavía un gran potencial.

¿Crees que cada vez se aleja más el estilo de escalada en rocódromo del estilo de escalada en roca?

Es difícil de decir. En la competición seguro. En el sector de los rocódromos depende un poco del tipo de diseño que se aplique. Cada sitio es un mundo. Por ejemplo, en Kletternzentrum se estilan mucho las vías muy continuas a base de presas muy similares. En otros casos, encuentras que se busca más la variedad en los diseños. En mi caso, soy más partidario de la segunda opción.

Como participante en competiciones, ¿crees que tenemos las instalaciones necesarias en España para formar escaladores de competición de forma óptima?

En España este año se presenta un cuadro de rocódromos más que óptimo para las competiciones de bloque. En el caso de la preparación para competiciones de cuerda, estamos a años luz de los rocódromos europeos. Por lo general en la península los rocódromos no tienen demasiada altura, y suelen ser demasiado verticales, a la vez que representan una parte residual de la instalación pensada más para fases de iniciación que de entrenamiento en sí.

Marc Giol está esponsorizado por outdoorsinlimite.com